Google
 

Cita a ciegas

"Ahí estaba yo. Es decir, Alex y mis tres drugos. O sea Pete, Georgie y Dim. Estábamos sentados en el Milk Bar Korova, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche."
La Naranja Mecánica
-----------------------------------------------------------------------------------

martes, 29 de julio de 2008

Vencido

You could see me reaching, so why couldn´t you have met me halfway? You only think about yourself, you only think about yourself… sacrifiquemos el espíritu , porque no? quien quiere? Y pienso yo, que deparará? Como me sentiré? Vacío impulsado por una carrera sin sentido, tocando todo sabiendo que puede ser la última vez, soy tan despreciable como quiero serlo. Me gustaría, no, me encantaría decir que todo va a cambiar, pero no merece la pena engañarse, cada uno es como es…sentir el peso de la responsabilidad, de la humanidad, de las relaciones que te rodean, sueño con meterme en la cama y no despertar. No despertar hasta que mi mente haya descansado, se haya saciado de tranquilidad, de divinidad, del toque mágico, de la biblia de los sentimentales, de los llorones, de los débiles, de los marginados, de los tocados, de los despreciados, de los desechos humanos que se sienten muchas veces…o me siento, depende del momento. I´ll wait for you there, like a stone…ya no me afecta, por un momento no me siento…nunca seré lo que fui, pero soy lo que fui, algo es algo. Donde están las canciones de amor? Donde se han quedado esas películas? La resaca de amor puede ser duradera, solo puedo escribir ahora, cuando creo que no habrá más, cuando me siento tan consumido como un pitillo a punto de ser matado. No soy yo, ojala fuese yo simplemente, es lo que me rodea, lo que nos rodea, lo que nos afecta, lo que nos destruye, porque sinceramente, salvo lo cercano, lo demás solo sirve para que mi alma deseé vestirse de prostituta y ser la más puta de la calle. Estoy condenado, no hay marcha atrás, si no se ha ido, no se irá, para que engañarse, habrá que aprender ha convivir con ello, y ver como me mata, pero aunque sea, que lo haga muy lentamente, como un polvo sentimental, como una mirada perdida en el horizonte, en la nada, en lo que somos. Quería llorar, quería mostrar mi tristeza, pero no debía, hay veces que uno se calla, es la mejor manera de no hacer daño. Quien pudiese no odiar a la gente, quien pudiese. A veces uno siente las cosas tanto, que no sabe ni por donde empezar. Me prostituyo. Existe tanto miedo, tanta pavor a sentir, no a vivir, vivir es sencillo, vivir sintiendo es lo complicado. No quiero ver el mañana, quiero que el mañana pase sin mí. Ya se han posicionado, ya se han tomado las decisiones, todo está pactado, los reyes magos dominarán. Implacables. Aunque de repente lo veo, no hay que atender la llamada de socorro, lo veo más claro, yo nunca seré ese chico, nunca lo seré. Seré el cambio, pero no el que acabe el partido. Ya está, todo esta preparado, vencido cuando no había nada que perder.

http://www.youtube.com/watch?v=D1j823QH6cU

martes, 22 de julio de 2008

Fuck, sexo, sexo, sexo y lamentaciones


Puede ser sencillo si uno lo desea, debería ser oculto, directo. Sí Mcnulty, respetemos la bipolaridad de la gente, no hay nada de malo en ello. El problema no es estar dañado, el problema es dañar a la gente que quieres. En la situación mencionada, madurez vía situación socio-laboral estable, dicen que lo profundo deja de tener importancia para que lo ordinario tome la iniciativa, no ha sido así en mi caso, el periódico no tenía razón. Respetemos la cara oculta de la moneda, todo el mundo posee un secreto inconfesable? O la propia existencia va dejando huella de ese pequeño misterio? Escribir para vivir, escribir para respirar, escribir para recibir ese pequeño aliento, ese pequeño detalle que te haga creer que merece la pena seguir. El reloj marca el toque mágico de las 12, silencioso mensaje de mi pasado, de mis sentimientos enterrados. La sorpresa me abraza, me pide perdón por el pasado, lo concedo, ya no albergo más odio, no para ella, ha llovido mucho, más de dos años. Me hace pensar, me hace recordar lo sucedido, fue bonito, sufrí mucho, puede ser, quien sabe…la vida son dos días. Últimamente las sonrisas y lágrimas se están pasando mucho por mi avenida, no en forma corpórea evidentemente. Es lo que me dice mi amigo, hay que cuidar las sonrisas y lágrimas, porque es lo único que tenemos, vigilémoslas pues. Uno no puede desaparecer, cinco toques mágicos por si alguna vez piensas que no merece la pena luchar. Detalles, me sentí comprendido, velada extraña a la vez que placentera, lo que el alma me pedía más que nunca, rozando una tranquilidad que se podía sentir en el ambiente, terraza épica. Que graciosa es la existencia, a veces parece que existe una fuerza externa que te concede lo que necesitas en los momentos más tristes. Fuck, sexo, sexo, sexo y lamentaciones...pero volverán los días buenos, volverán...

viernes, 27 de junio de 2008

Ematea nire barruko altxorrik ederrena

gauzak aldatuz doaz uneoro
mundu bitxi honekin batera, aldatuz doaz
uneoro gauzak aldatuz doaz
mundu bitxi honekin batera
gatazka ugarien ondoren
beldurra eta menpekotasuna
ez esan ezer ezta negarrik egin
ez al daukazu bihotzik
ez duzu ezer ezta adorerik
ez nauk berriz engainatzerik
alargun beltzaren besarkadak
harrapatu zaitu
gauzak aldatuz doaz uneoro
mundu bitxi honekin batera,
aldatuz doaz
lehengoak eta oraingoak
elkar lotura handia dutela
eta ez noa behin eta berriz
zure aita izango banintz bezala
ematea nire barruko
altxorrik ederrena
ene arima erabiltzea
ez da zilegi ez da zaila
baina orain urrun zara!!



Todo tiene que ver
Qué pensabas, que jugar con mala fe no tiene por que siempre salir bien?
No digas nada, tampoco llores
¿No tienes corazón?
No tienes nada, ni tan siquiera valor
No puedes volver a engañarme
Te ha atrapado el abrazo de la viuda negra
Nada permanece, cada momento,
lo mismo que ocurre con este extraño mundo, cambian las cosas,
El pasado y el presente tienen mucho que ver
Y no voy a darte una y otra vez, como si fuera tu padre,
mi más bello tesoro interior
Utilizar mi alma no es lícito pero no es difícil
Ahora estás lejos

Esto es lo que le cantaría al mundo








martes, 24 de junio de 2008

All i need

La vida son detalles, es lo que importa a la hora de verdad, es lo que jamás te quitaran. Pequeñas cosas, una charla amena con el padrino viendo el atardecer con unas coronitas, todo esto sabiendo que al siguiente día hay examen, pero hay veces que uno ya va tan quemado que se la sopla. Los tercer tiempos post-examen fumando y bebiendo siempre entran bien, para que negarlo. Vuelta relajada en el fiero para acabar echando una pachanga con tus amigos en las viejas canchas donde uno ha pasado toda su juventud, esas cosas son las que a uno le llenan. No lo académico. No motiva lo profesional, pero si motiva sentirte integrado dentro de un grupo.
Uno ama tanto como le dejan amar, uno es amado tanto como deja ser amado. Lo de siempre, cuando más das menos recibes y cuanto menos das…un largo etcétera. Sí nenes, comienza lo bueno, vuelven los tiempos del todo o nada.
Hoy he visto una película excepcional, puede que haya sido de las mejores historias de amor que jamás haya visto y eso que no ocurre absolutamente nada entre los protagonistas, no es necesario, los gestos y las miradas valen más. Tan realista como su propio nombre indica “ficción”. El final no podía ser mejor, nick cave cantando: Have you ever seen such a beatiful thing? Supongo que sí, supongo que no, quien sabe.
El momento se acerca, me gusta.
¿Por qué solamente me motivan las cosas experimentales, sentimentales? Lo necesito, lo deseo, lo merezco pero no me lo otorgan, no es justo, todo empieza a perder la importancia frente al destello, frente a la magia, frente al mundo que me importa. Llevo tanto tiempo sin conseguirlo que se me ha olvidado, ¿Cómo será? ¿qué se sentirá? Dudo que se sienta así, pero no puedo hacer nada al respecto, ser supremo frente a ser descarriado en el mundo. No escribo más, espero a mejores momentos, os dejo con un pequeño regalito.

http://www.youtube.com/watch?v=tqBCOBRcMqc

Por cierto, se comenta que rompieron pocos meses después.

domingo, 15 de junio de 2008

I was scared

Este escrito puede ser bueno, muy bueno, el motivo es sencillo, nunca verá la luz. Hablo con la gente de me rodea, siempre lo hago, pero hoy ha sido uno de esos días que he hablado con la mayoría de la gente de mí alrededor. Veo historias tristes en la mayoría de estas personas, o igual no son historias tristes, pero a mí si me lo parecen, no se, hay veces que uno desea ser uno mismo, nada más, que la esencia no desaparezca, que no acabes sintiendo lo que siente la gente que te quiere. Todos escondemos un secreto, algo que marca nuestra esencia, sea cual sea la esencia. Os hablo de ese secreto, sí, en el que estáis pensando, el que delimita la puta línea de la vida, esa x en el trayecto, no es x por ser malo ni peor, es x porque a partir de ahí ya nada es lineal. A veces parezco un personaje de ficción, me preguntó cual era ese secreto, que eran esas figuras, volví a pensar en las figuras, por llamarlas de alguna forma, solo por un instante dude en decírselo. En ese maldito instante me quedé perplejo, comprendí que nunca se lo he dicho a nadie y que existe dentro de mí tanto miedo a contarlo, solo por el simple hecho de llegar a pensar que es lo que sentiría después de contarlo. Probablemente nada y todo, es una sensación que jamás he conocido, y que si no cuento, jamás conoceré. Esto no implica que quiera contarlo, simple y llanamente, es lo que marca mi esencia. Tensemos un poquito la cuerda, por que no? Ya es hora de hacerse un poco de daño. Qué demonios me pasa, que demonios me sucede, porque cuestiono todo, porque me empieza a incomodar en cierta forma el hecho de estar todo el día pensando, porque no descansará. Me siento tan querido como un gato descomponiéndose en medio de la carretera, pero me gusta lamer mí piel, noto que es robusta y esa sensación me produce placer mental, no físico, el placer físico es sencillo, el mental es más difícil de obtener. Cada vez busco más el placer mental, es necesario para que siga motivado, para que me sienta vivo, para que sienta que sigue habiendo cosas por las cuales uno debe luchar. Noto como ya no le importo, noto como deja de quererme, lo noto, ella no lo sabe, pero lo acabará sabiendo. Soy una pausa, un momento en el olvido, viajo a mí corazón, él nunca me miente, qué razón tiene, el problema es que al desearla tanto te muestras tal y como eres y eso implica que sientas que pierdes la esencia, pero no es así, te estás creando una coartada, nada más, una excusa por si algo sale mal creer que debía ser así, eso o que ya todo empieza a carecer de importancia y estás dejando que tu cuerpo fluya mientras tu mente no sigue el mismo camino. Eso es lo sencillo y eso es lo que hace la mayoría. Igual lo que realmente me hace daño es que me haga sentir humano, normal, que todo lo que me sucede es corriente, y más cuando creía que….que hable la canción de radiohead…yeah, so fucking…esto lo pongo porque así solo lo entienden un grupo reducido y decirlo de forma explícita parecería de chulo y no me gusta parecerlo, al margen de que lo sea o no.
Ahora mismo me siento solo, me siento la persona más solitaria de toda la puta faz. Yo he generado esta soledad, o ella ha venido a mí? O ambas cosas? Supongo que es tan sencillo como que ahora mismo no soy feliz, no porque dependo de factores que no me gustan. Ahora mismo no dudaría en, no puedo vivir pensando que el futuro va a deparar algo mejor, ni tiene clase para llamarme cuando esta sola. Tampoco es clase, es no concibir que eso me molesta, pero es imposible que lo sepa si no se lo he dicho. Desearía no sentirme así, pero no puedo evitarlo. No hay ganas de mañana, no hay ganas de sucesos, no encuentro la motivación necesaria, no me apetece, vivir sin poder disfrutar de eso no tiene gracia, ni siquiera sentido. Puede que lo mejor sea que duerma, puede que la cama me otorgue lo que creo que me merezco, puede que sus brazos me den serenidad, cordura, distracción, sueños… los sueños, sueños son, pero no quita para que sean bonitos o aterradores. Porque mis sueños no son tristes, o son bonitos o son aterradores, no hay lugar para la tristeza en mis sueños, solo para desenlaces fúnebres, sorprendentes y dañinos, como mi vida. Un día me prometí que no la volvería a llamar, me engañé, supongo que no soy tan fuerte como creía, admitir que somos débiles nos hace más débiles o más fuertes? If you go…if you go….then i will wait for you… no, no debo hacerlo, definitavemente, me voy a la cama, mañana me arrepentiré de todo, como siempre, pero aunque sea habré sentido solo por un instante que sigo vivo. Algún día ya no estaré, y aunque me gustaría creer que las cosas cambiarían, dentro de mi ser, se que todo seguiría igual, tan lapidario como esto, igual que si algún día no estáis, solo seremos un puto recuerdo, un destello, algo fugaz. Supongo que mcnulty tenía razón, le concedo la razón porque el otro día también se lo escuché a ethan en una peli: la vida son detalles, son matices...así que, mcnulty, querido comprade, sospecho que los matices son tan oscuros como uno quiera verlos y a mí me pone verlos oscuros. Tan sencillo como eso. Basta que me queje para que la putita de dios se acuerde de mí y aparezca en forma de mensaje, unas lagrimillas se deslizan por mí rostro, no son de cocodrilo, son de querer sentir más y no llegar, no poder, eso y que estando de bajón no tiene sentido escuchar in my place de coldplay, pero bueno, ya lo dije en un escrito anterior, cada uno mide sus lagrimas.

viernes, 13 de junio de 2008

Mañana

Tenía una idea, era algo sencillo, tampoco producía gran placer, tampoco pensaba que me lo iba a proporcionar, el otro día escribí algo, pero ahí se quedo, fue un ejercicio de conciencia, de intentar encontrarme. Sigue siendo sencillo, todo cae, solo es cuestión de tiempo, uno ya no sabe que hacer, no es un aspecto en concreto, es todo en general, la línea entre lo correcto, lo debido y mis principios se está empezando a agrandar, supongo que no me gusta. El viejo se acercó, observó mi atuendo, le resultó extraño en un ser tan joven, pero no pudo evitar hablarme: da igual que lleves traje, da igual que lleve uniforme, eso no hace a nadie mejor, todo el mundo tiene sus virtudes y comete errores, me quede mirándole, asentí, pensé en lo que me había dicho, tenía razón, solo es apariencia, algo que disfraza lo que hay dentro de mí. Mañana examen, toda la noche despierto para suspender con clase, ¿dónde estás? Porque noto que lo pierdo?, quiero algo más intenso, algo más genuino, nunca pensé que me sentiría así en esta época, quiero creer que hay algo más, pero no lo veo, o no soy capaz de concebirlo. Lo más triste es notar que hace tiempo que lo has perdido, que no generas nada, ni positivo ni negativo, solo deambulas, pero eso sí, todo el mundo se cree con derecho de decir lo que cada uno debe hacer. Si vives por reglas, acabas quemándote por ellas. Cada vez quiere tener más importancia, pero me niego a dársela y eso que en mi trabajo dependo de ello. Sería más sencillo desaparecer, enterrarte a ti mismo, dejar que tu alma profundice mientras tu cuerpo maniobra para no ser socialmente infumable, como todo el mundo quiere que seas, basura carcomida. Pero nunca olvides ofrecer la mejor sonrisa, eso es lo que más les gusta, ser una puta que no solo ofrezca su coño, sino también una charla amena post-coital. Follar sería la mejor de las soluciones, eso sí que sería excepcional. El día que mi mente se abrió, me concedieron la mayor gloria y la mayor muerte, ojalá fuese un espectro, así dejaría de sentir todo, acaba siendo una jodida carga, un peso que uno se acaba cansando de arrastrar, el problema no es contarlo, el problema es el pavor de la sensación posterior. No porque me vaya a sentir mejor, es porque puede que...no, nunca lo contaré. ¿qué es la jodida confianza? Que alguien me lo explique. Siendo más perro que niebla uno juega a ser dios por no querer quemarse como un puto ser humano, mañana descansaré, descansaré mucho, mañana ya no seré, mañana destriparé, mañana jugare a dañar, mañana provocare odio, mañana seré un ente sensato, mañana seré tan dispar como mi querido binomio corazón-alma me permitan serlo, pero me lo concederán, mañana la mente llevará cartuchos de quita y pon, de contagiar sin condón, de volatilizar mi corazón.

jueves, 29 de mayo de 2008

London Re-Calling

Cuando tengo la oportunidad, y sobre todo, dinero disponible, aprovecho para invertirlo en música. No es algo que me haya podido permitir desde hace mucho; vinilos sólo colecciono desde algún mes, y cd's siempre he ido comprando a lo largo de mi vida, aunque no tantos como ahora.

Y sí, joder, claro que me bajo discos de internet, muchos, pero no es algo que me permita disfrutar de la música en todo su encanto. Ya no hablo sólo de la calidad, que naturalmente pierde mucha cuando se transforma a los 192 kbps que poseen la mayoría de discos en la red, sino del atractivo que implica llegar a casa, desprecintar un cd recién comprado, y dejar que suene, mientras tus manos corren hacia el librillo de la carátula para ver si contiene letras o fotografías.

Por no hablar del clasicismo y la armonía del sonido analógico, del veterano vinilo. Mucho más personal que un cd, diferente sonido-más puro y mejor conservado-, y ante todo, mucho más romántico. Otro asunto más espeluznante es su precio, más elevado aún con las remasterizaciones que se están haciendo hoy en día. Y qué coño, sin remasterizar; recuerdo todas las tiendas que visitamos en el viaje a Londres, donde llegamos a ver una primera edición del Sgt. Peppers por 80 libras. Aunque cierto es que también encontré varias gangas, con las que sin dudarlo me hice.

Bad Company-Bad Company............2.5 Libras












U2-The Joshua Tree.................2.5 Libras

ZZTop-Afterburner...................2 Libras


------------------------------------------------------------------------------------
Bad Company-Bad Company

miércoles, 28 de mayo de 2008

Y la puerta se cierra

Mi mente lo colapsa todo, debería estudiar pero no puedo, me gustaría creer que la vida tiene algo más, no puedo centrarme, no es por gusto, es por necesidad, como mi estómago, siempre quiere más, da igual que lo haya saturado, siempre tiene un hueco para digerir más y más…
Un día me levanté y simplemente me empecé a preguntar el por qué de las cosas, me diagnosticaron estrés, deje de estudiar, deje de hacer actividades extraescolares, deje de asistir a clase de la mano de Chinaski, me limité a vivir, a cuestionarme todo, todo lo que me rodeaba. La cuestión me asaltó esa primera mañana y no tenía respuesta, tardé medio año en darle una respuesta, a partir de ahí, todo empezó a coger forma.
Lo bonito de no ser guapo es que sabes que si alguien está contigo no es por tu físico.
Me reí de los formulas 1 cuando se estrellaban en Mónaco debido a la lluvia. Hay estaba, Jesucristo estaba sentado al lado mió, también se reía, su risa era macabra, yo pensaba que se reía por la formula 1, no, tenía un regalito esperándome camino a San Sebastián. La carretera era una piscina (el hecho de que lloviese era lo de menos, comenzaba a recordar que alguien me había hablado de inundaciones). El fiero se balanceaba de un lado a otro, eso sí, tenía la clase de advertirme por medio del panel que no tenía ningún tipo de sujeción al asfalto a la vez que el cuenta kilómetros no era capaz de quedarse fijado. Empecé a gritar: Puta! Dios! Joder! Temí por mi vida, estaba solo, me di cuenta de que si me sucedía algo no tenía sentido estrellarme soltando tacos, cambié el disco, subí el volumen y empecé a cantar todas las canciones de arriba abajo…dejó de llover, tampoco creo que fuese por la calidad de mis cánticos.
Son las tres de la mañana, ni siquiera puedo dormir, la luz está apagada y eso que estoy solo en la habitación. No dejo de pensarlo, mataría por sentirlo de nuevo un instante. He vuelto a pensar en situaciones extremas, en decisiones tristes, en un futuro lejano, muy lejano. Cuanto más triste es la canción más me gusta. Sí, el test psicotécnico está hecho, mi teoría se cumple, el equilibrio académico-social existe, menuda putada. Me dice que he buscado bien la suerte, que he vivido mucho en estos cinco años, que le gustaría ser tan egoísta y depredador como yo. Mañana toca violación en la presentación, como siempre me da igual, sigo arrastrándome y haciendo el mínimo. Es diferente, sí, es diferente por varias razones que no voy a enumerar, simplemente, es diferente, lo bueno es que no lo sabe. Su ingenuidad respecto a eso es lo que la hace distinta. Ser el confesor de los buenos amigos implica saber cosas con las que uno nunca desearía cargar, pero a la vez necesarias para entender a cada sujeto. ¿Por qué la mayoría de la gente me parece igual? No debería encasillar a la gente, pero lo hago y no suelen sorprenderme. Por cada sorpresa puedes llegar a conocer a más de media docena de imbéciles, más que nunca dependo de mi instinto, curtido en bastantes batallas.
La habitación está oscura, solo entra la luz del pasillo, es media mañana, estoy solo en casa. El teléfono suena, no lo cojo. Suena el timbre de la puerta, me levantó de la cama, ¿abro o no abro?, vuelven a llamar a la puerta, esta vez con dos golpes secos, sé quien es, se que no estoy preparado para escuchar lo que me va a decir. Me dirijo a la puerta, giro la manilla, ahí está, ni siquiera es algo corporal, más bien parece una figura difumada sin extremidades ni expresión alguna. Me mira en silencio, comprendo su misterio. Pienso algo, al instante se acerca y me susurra al oído: “sí, tranquilo, no tardará en ocurrir, pero no tienes que tener miedo, el miedo ya lo controlaré yo”. La figura se desvanece y la puerta se cierra.

lunes, 26 de mayo de 2008

Nothing Man

Vino solo. Solo y borracho. No es que suene desconcertante, es que fue desconcertante. Y aún eran las diez y media de la noche. Tendría cuarenta años, pelo ligeramente desaliñado y desde luego, ningún tipo de firmeza estática; parecía que iba a caer en cualquier momento. Pero cuando estoy tras la barra no soy más que un siervo de la clientela, así que seguí alimentando su insaciable hígado.

Lo peor de estos fracasados borrachines es cuando abren la boca. Cuando la abren para no sentirse solos, para hablarte de las cosas más triviales que puedan alejarlos de la ebria soledad que les acecha.

Hasta cuatro veces llegó a contarme cómo conoció al dueño del bar, que si blablabla. Joder. Y eran las diez y media. ¡A esa hora no debería haber nadie! Yo trataba de esquivar su tortuosa y cíclica conversación, echando eventuales miradas a la colección de relatos de Joseph Conrad que había preparado para las horas muertas, pero de nada servía.

Para cuando se fue, ya había otros dos tipos empeñados en frustarme la lectura, así que desistí y cerré definitivamente el libro, dirigiéndome hacia el grifo de cerveza, lugar que me esclavizó durante unas pocas horas...
------------------------------------------------------------
Bruce Springsteen-Nothing Man

domingo, 25 de mayo de 2008

La ilusión de estar entrando en tu habitación


Puede que el problema sea que nadie está preparado para mí, ni siquiera yo. No para el auténtico, no para el ser completo, empiezo a temerme. Soy el genio de la lámpara, pero me está costando tanto abrirla. Cuando juegas a tope, deberías asegurarte que tu entorno está preparado para ese golpe encima de la mesa. Cada día el coco me destroza más, ya no me meto a la cama cansado físicamente, llego violado mentalmente, con ganas de paz, el escribir es una vía para que no se quede almacenado en mi disco duro, cosa que en caso de repetirse a lo largo de muchos días podría llegar a reventar. Joder! Puta! ¿Por qué no cojo las llaves, bajo al garaje, cojo el fiero y desaparezco? Irme lejos, muy lejos, perderme en el mundo y sentir el completo vacío, sentir que ya no le importas a nadie, poder perder ese miedo, ese gran miedo. Todo sería distinto, volvería con las manos vacías pero con el alma llena, dispuesto a ser sacrificado en este mundo. Lo siento, siento no sentir lo que debería sentir o cómo debería sentirlo, soy así, no lo decidí, tampoco me lo impusieron, soy la puta con la lengua más larga del burdel. Soy ese grandísimo cabrón que te adelanta con el coche mientras tararea la puta canción que le recuerda lo bonita que puede llegar a ser la vida si te preguntas el maldito porque de las cosas. He recordado la época que escribía breves relatos cuando era pequeño, mi hermano y mi abuela se reían de mí. A mi me gustaba, era un ser sin mente, sin porques, pero lleno de sentimientos, sentimientos que he ido perdiendo por el camino. El camino a casa siempre es corto, lo hago rápido, como si por llegar antes fuese a estar mejor. El viaje a San Sebastián ya es distinto, lo hago muy sosegado, sabiendo que nada me espera ahí, solo una habitación vacía y la libertad completa para no hacer nada. Lori suena de fondo..nadie entiende mis letras y me da igual...todo lo que hago me sale para atrás...ahora empiezo y ya no puedo parar... todo esto se sale de mí...la ilusión, de estar entrando en tu habitación, echarte de menos no lo consiguió... No hay cosa más bonita que ver tus pensamientos reflejados en una canción.

viernes, 23 de mayo de 2008

El concepto


La cabeza me empieza a martillear, siempre lo hace, pero ahora va a toda pastilla. Acabo de volver a ver Donnie Darko, uno no puede sentirse igual después de ver esta película y más si puedes llegar a entender el concepto. ¿Porqué coño seré así? ¿Se puede elegir? Yo creo que no. No me siento mejor, ni más importante, me siento distinto, que es peor. La realidad es que o la gente no profundiza o ya no juega a tope, no veo comunidad, veo atisbos de momentos inolvidables, veo mi vida pasar, veo la ausencia de vida en los demás,¿se preguntarán lo mismo? Mañana tengo una defensa, es importante, según se acerca el momento siento como deja de afectarme, ojala me preocupase, pero no, no lo hace. No lo hace como quisiese, solo me quedan los recuerdos, los recuerdos que tuvimos, en la dinámica que siento, nadie, absolutamente nadie, me puede asegurar que se vayan a repetir. ¿Cómo vivir con eso? Solamente una vez sucedió de esta forma y acabe por no llegar a sentir absolutamente nada de ánimo o tristeza, felicidad, dualidad sentimental, intensidad, nada, pero no era por ser con otra persona, era porque no cuestionaba todo a este nivel. Cuando juegas a este nivel, luego todo carece de sentido, se tergiversa en tu mente para hacerte creer que lo debido es lo correcto, pero no lo es, es solo una venda que le ponen a tu corazón para que no te des cuenta de la basura que existe en un día normal, dispuestos como putas en todos los sitios, preparados para actualizar el disco duro. Pero es todo un engaño, un telón enorme que no deja ver lo que realmente sucede, la mayor sucia insensatez y mediocridad medida por algo llamado dinero y tiempo, no hay más. Sueño con quedarme en la cama, no moverme para asimilar todo mucho más, alcanzar la completa conciencia para poder afrontar todos los miedos, todos los tenemos, pero son tan difíciles de superar. Estar centrados solo nos hace creer que están superados, pero no es así, cuanto más al margen vas, más ignoras lo que debes ignorar y más te afecta lo que realmente debe afectar, en caso contrario, solo estás jodido, pero encima no te das cuenta. Hoy he hablado de sexo con un amigo, lo necesitaba como nunca, sediento como siempre, o incluso más debido al aumento de sentimientos en mi corazón. Cada vez se marca más, quiere salir, me lo lleva pidiendo tanto tiempo y no puedo concedérselo, es duro. Soy despreciable, predico algo que sé que puedo hacer, pero solo hago a veces, en pocos momentos, el día que mueran esos momentos, moriré con ellos. Intento no pensar en cuanto me afecta, pero no puedo, pienso en ella, intento mantener la imagen para que me duela, lo hace, sigo pensando en la imagen, sigue golpeándome, no la poseo, jamás la poseeré, nadie jamás la poseerá, una acción me dolería tanto. Pienso siempre en eso, en que sentiría, en que haría, en como me afectaría, en como me demacraría socialmente por no volver a creer en nadie. No se si necesito que lo haga para hundirme o por el simple hecho de que la injusticia hace mucho tiempo que no se pasa por aquí y se toma algo conmigo. Quiero perderlo, solo un momento, para recrearme en el vacío de mi corazón, quiero alcanzar el grado de odio y miedo necesario para que ya nada en mi vida me afecte, no se si esto lo conseguiría, ¿es suficientemente profundo? Un mosquito se pasea por mi mesa, el otro día me marcó algún familiar suyo mientras dormía y la zona al lado de mi oreja parecía un puto cromo usado. Observo como el mosquito se mueve lentamente por la mesa, levanto mi manopla y ajusticio, tengo el detalle de coger un papel para arrastrar sus restos por la mesa y dejar que caiga en la basura, no quiero ensuciarme. El otro día tiré los puros faro abajo.
Soy egoísta, rencoroso, fácil al ánimo y al desánimo, con un afán de protagonismo que a cualquiera le darían ganas de potar y poseo la mayor mente depravada que podéis imaginar, de esas que uno no dudaría quemar en el infierno junto a muchos ositos bonitos y mentirosos. Os hablo de esos peluches que siempre están alegres, pase lo que pase, mi hermano los ahorcaba del techo cuando era pequeño, me encanta recordar esos momentos, me recuerda que aún siendo pequeño y estúpido, podía llegar a no sentir nada de tristeza por las cosas, menos mal que la patada fue enorme, así he salido, con una facilidad de tacos y odio admirable según como se mire. Me muero por sentirla, es el antídoto, la semejanza en lo debido y la diferencia en lo no debido, perfecta como binomio. El sueño hecho realidad, la independencia espiritual y sencillez sentimental que cobra vida, el contrapunto necesario en mi vida, eso solo lo hace todo mucho más duro, ya no tengo excusas para hacer gilipolleces como en antaño, ahora no tengo cuartada, no hace nada malo. Yo solo deseo venerar la cama, que me acoja con todo su amor y que me la devuelva, pero que me la devuelva y si no es así, paso de volver a levantarme, no sin ella.

jueves, 22 de mayo de 2008

Tokio Blues(Norwegian wood)


Tokio Blues. Maravillosa obra del genial autor Haruki Murakami. Sí, japonés. No por ello inferior a autores contemporáneos occidentales. De hecho, defeca sólidos y líquidos sobre la gran mayoría de best sellers que tan de moda están. No voy a entrar a matizar este último punto porque para ello necesitaría más líneas de las deseadas. Pero sí que quiero mencionar la asombrosa restricción moral que hay hacia esta cultura. Regida, obviamente, por la vulgar ignorancia de hoy en día.

Tokio Blues. Que me pierdo. Una de las novelas que más he podido disfrutar últimamente. Te sumerge en la vida del carismático Toru Watanabe, palpando cada sentimiento, cada idea que ronda su cabeza, desgarrando emocionalmente al lector. Analiza las relaciones humanas como pocos autores lo han conseguido hacer, desde la amistad hasta el amor, pasando por la soledad, profundizando ineludiblemente en el pequeño círculo de personas que rodean a Watanabe.

No voy a poner el argumento, ya tenéis internet para buscarlo, que aparte de para fines onanistas, también deberíais sacarle partido culturalmente.

El estilo narrativo de Murakami es muy particular, mostrando símiles tan certeros como imprevisibles, y haciendo en la medida de lo posible alusión a su pequeña debilidad, la música. El título en inglés de la obra es Norwegian Wood, referente al tema de los Beatles.
-----------------------------------------------------------------------------------
The Beatles-Norwegian Wood

miércoles, 21 de mayo de 2008

Salvo el día en el que te mueres


Vuelve, con ganas, como siempre, no le gusta ser sigiloso. Tampoco es que me haya quedado mejor, más tranquilo quizás. Soy vago con ganas. No me recorre nada. Cuando pasé por ello acaricié el odio y nos prometimos amor eterno con altas dosis de sexo todos los días, nunca me abandonará, me hace más fuerte a la vez que me consume con parsimonia. La basura se apila. La carga aumenta y mi alma se oxida. Se oxida por incomprensión, por cabezonería, por destellos de un ente más corrupto y simple, sí, simple al fin y al cabo. Hacía tiempo que no me levantaba de una épica siesta y el día era gris, como yo, no quería levantarme de la cama, un domingo asqueroso, como en la época del colegio. Frialdad en casa, ausencia de sentimientos por todos los lados. Puede que me sienta más cómodo en la soledad, la ausencia de sentimientos en la soledad es menos pesada que la ausencia de sentimientos en compañía. Hablé del vértigo, de esa caída libre de consumar todo con la otra persona en una sola noche y sentir ese vacío de haber quemado esa etapa en tan poco tiempo. Por eso intento retenerlo, para aumentar la necesidad y que sea mucho más latente. Supongo que en eso soy un incomprendido, aunque para mi sorpresa alguien afirma que el ser humano se sustenta en reprimir tus necesidades básicas, tus funciones de animal, en cohibir tus instintos básicos. Los cambios son sorprendentes, los altibajos se asimilan peor en esta situación. Sigo preguntándome si la vida es justa o injusta, si existe el equilibrio, y si existiese, cómo llegaríamos a conocerlo. Puedo ser implacable, un auténtico indeseable. No consigo que se vaya de mi lado, la ira. Le deseo lo peor a la gente malvada, no me arrepiento. Debería ajusticiar, tal vez jamás sea capaz de realizar la misión. Lo único bonito es que sé que siempre queda esa opción si no cumplo con mi estabilidad emocional y paz mental. Acaparo más y asimilo mucho más, absorbo cual esponja todos estos sentimientos para más tarde lanzarlos sabiendo que van a volver cual boomerang. ¿Qué sentido tiene eso? Bastante, poder sentirte liberado por unos jodidos instantes. Entro al baño, empiezo a brincar, me gusta, sigo brincando varios segundos, me detengo, escupo la sustancia por la boca, me miro, entiendo que no soy guapo, la barba sucia solo me da un toque más desaliñado, me gusta que la dejadez esté reflejada en mi cara. Me pregunto que se sentirá al perder a alguien querido, lo desconozco, por un momento deseo sentirlo pero que el hecho no se haya consumado, solo el sentimiento de la pérdida completa de ese ser humano.
Es sorprendente que la gente te sorprenda. No esperaba ciertas cosas. Hoy estaba divagando en el ordenador y la justicia ha aparecido, lo he visto en la pantalla de mi ordenador, como escuché en una película, a veces cuando crees que has ganado realmente as perdido y a veces cuando crees que has perdido realmente has ganado. La justicia que el otro día se burló de mí hoy ha sido atrapada por mis queridas zarpas. Sencillo y lleno. Es cierto. Supongo que ahora estoy más tranquilo, hemos entrado en otra dinámica. De nuevo me han sorprendido, basta que piense ya que la gente no me sorprende, para que lo vuelvan a hacer varias veces en el mismo día. Ha veces te leo un beso en los labios…sí, probablemente. ¿A quién leerá con más gusto? ¿Seré el deseado?
Después de los dos primeros asaltos las armas seguían en alto. Empezamos a compartir todo, es decir nada, toda la carencia de acciones y toda la fluidez de sentimientos. Un error de celular dio la pista definitiva, nunca algo me hizo sentir tan auténtico…”es surrealista, tanta confianza en tan poco tiempo”. Bonito, sencillo, implacable. La historia continuaba a la vez…perdonad…escucho “hurt” y me siento tocado…”I hurt myself today, too see if I still feel, I focus on the pain, the only thing that`s real”…Genial…”Everyone I know goes away, in the end”…sí, la historia continuaba a la vez que todo empezaba a coger forma de una manera extraña. Yo lo sentía desde el primer momento, ella lo dejo caer cuando la amenaza iba a llegar, supongo que sería porque las posibilidades de que todo pereciese existían, no por mi parte, claro está.
Esta vez andaba, dos mujeres mayores hablando en un banco, tenían móviles en sus manos. Una le dice a la otra: “Cuando eso te pego un toque”. La otra señora le mira anonadada. La primera señora le aclara: “que te pegue un toque significa que te hago una llamada pero solo dejo que de un tono para avisarte y no gastar dinero”. Nos están limpiando el puto cerebro, atropellaría al logo de blinko para poder ser yo el que le guiñe el ojo mientras se desangra. Solo hay una cosa más triste que un joven influenciado por la jerga y los movimientos sociológicos, una anciana influenciada por eso mismo.
Entro en la cafetería, el bocata rutinario viene cubierto con papel que contiene publicidad de supermodelo y la figura de una mujer delgada. Pienso en pedir un mechero y prender toda esa publicidad.
Mi profesor de econometría, el mayor chacal que ha parido la historia, tiene blog propio, en el habla de su asignatura, cuelga el examen la víspera de este cuando evidentemente toda la promoción desconoce la existencia de la ciber –cloaca y habla de regresiones lineales múltiples. Pacto con un amigo que lo que tenemos que hacer es dejarle comentarios explicándole cuanto va a follar y cuan profesor guay va a ser teniendo ese blog y que también deberíamos pasarnos por su despacho y defecar en su escritorio para terminar diciéndole: “Esto, esto sí que es una regresión lineal múltiple”.
La respuesta a todo está delante vuestro, en todos los escritos míos que habéis leído. La respuesta a qué? A mis antiguas suplicas, a las suplicas de todo ser humano con sentimientos, la suplica que todos pedimos al levantarnos de la cama, al cruzarte con ese ser humano, al preguntártelo en cualquier momento del día, al acostarte solo en la cama, al divagar de un lado a otro. Al principio no existía, solo era un sueño, un grito de socorro, un alarido de amor, al principio no hablaba de nadie en concreto, hablaba de una sensación, de un comienzo, de una nueva partida, la más temida de todas, pero se hizo realidad, apareció como queriéndome demostrar que lo merecía, que si te quejas y te preguntas ¿porqué?... llega…llegó. Joder que si ha llegado. Las suplicas, ese deseo innato de querer ser amado y amar, no se expresa de forma muy fuerte si nunca lo has poseído, pero sí si creíste haberlo perdido y uno quiere volver a recuperarlo, entonces las preguntas te inundan: ¿Cuándo llegara?¿Cómo será? Y a eso amigos, no hay dios que pueda contestaros.
Conducía el coche, una pintada llamó mi atención: “hoy es el primer día del resto de tu vida”. Pienso en el matiz que puso mi querido amigo Lester Burnham en American Beauty: “salvo el día en el que te mueres”. Un día conduciré de noche, buscaré esa pintada y la retocaré con esta segunda frase…sí, es cierto, salvo el día en el que te mueres...

lunes, 19 de mayo de 2008

Wishlist


El olor de la tierra mojada. Y ver la lluvia caer. Y correr. Y la música. Y leer. Y que leáis la ciber-cloaca. Y la ebriedad del amor. Y la sobriedad del odio. Y el primer beso de una relación. Y la primera frase de un libro. Y el primer sonido de un disco recién comprado. Y meterme en la cama. Y salir de la cama. Y la incertidumbre del horizonte. Y la certeza de la cercanía. Y las pelirrojas. Y la cerveza muy fría. Y el cola-cao muy caliente. Y la miel. Y el pimiento verde. Y la simpleza física. Y la complejidad psíquica. Y pulsar la tecla 'Enter'. Y 'Esc'. Y Bob Dylan. Y Pulp Fiction. Y Natalie Portman. Y la ironía. Y el siglo XX. Y... ---------------------------------------------------------------------------------- Pearl Jam-Wishlist

domingo, 18 de mayo de 2008

You Can't Always Get What You Want

Los cabroncetes parecían recién salidos de una mezquina teleserie española. Se dispusieron en parejas-eran dos de cada especie- y empezaron a largar durante unos minutos. Yo estaba a mi aire, bebiendo unas cervezas y poniendo música, porque mucho trabajo no es que tuviera a las once de la noche.

De repente, la pareja número uno empieza a comerse los morros. Y el elemento masculino de la pareja número dos, pues qué va a sentir, envidia. Así que, tan romántico como sólo él podría serlo, le pega un buen trago a su Heineken-aj-, y le empieza a coger de la mano a la pijilla que le acompañaba.

Pero miss Daisy se muestra reacia a montar el acnéico espectáculo de la pareja número uno, y aparta sin contemplaciones la mano de nuestro valiente James Dean.



Obviamente, se me iluminó una sarcástica sonrisa, y decidí echar un poco de pimentón a la tragicomedia que acontecía. Cogí el Forty Licks de los Rolling-porque yo los llamo como me sale del orto- y puse el sexto tema: You Can't Always Get What You Want.

Creo que Dean captó la ironía, bien porque conocía a los Rolling Stones o bien porque tuviera un máster en lengua anglosajona. El caso es que siguió a lo suyo, tratando de no quedar como un perdedor ante el macho alfa de su amigo, y buscando el roce carnal con miss Daisy.

Reconozco que no me puedo quejar de este trabajo; bebo más cerveza que cualquiera de mis clientes, estoy poniendo música durante horas y vivo experiencias de lo más insólitas. Y no hablo precisamente de esta estúpida historieta romántica.
---------------------------------------------------------------------------------------
The Rolling Stones-You Can't Always Get What You Want

sábado, 17 de mayo de 2008

Toc! Toc! Toc!

Toc! Toc! Toc! ¿Quién es? Tu conciencia, que aparece de cuando en cuando para recordarte todo lo que debes hacer pero no tienes ni pizca de ánimo para realizarlo, por lo tanto te la cepillas por detrás. Chinaski amigo, tampoco es que hayas sacado tres delanteros y eso que de repente te habían plantado una faltita al borde del área bastante cremosa. Ayer me sentí al margen, es gracioso que con 20 años uno acabe de darse cuenta que no era parte de esa fiesta, que de hecho no soy parte de ninguna fiesta, que odio los días grandes, que soy un hombre de vísperas, que soy una persona que odia la muchedumbre. Me gusta marcar yo las fiestas, no que me las marquen a mí, yo decidiré si es la última o la puta primera fiesta antes de exámenes.
Lo peor de todo es conocer a la gente, ya no te sorprenden. Cuanto más escucho historias ajenas, amores rotos, infidelidades, sociedad en general, más arcaico me siento. En esta vida solo te valen tus valores, tus pensamientos, tus instintos y tus cojones.

Llegó y ha conseguido que nada sea indiferente, bienvenido a los altibajos, bienvenido a la vida. Juguemos como si no tuviésemos nada que perder, que demonios!
Realmente la esperanza es necesaria para todo ser humano, pero es duro cuando ya creías que habías perdido la partida, pero ves una carta del de al lado, te la juegas, pero el de enfrente tenía un trío de ases… ¿McNulty?
Esto puede hacer daño, pero en mi opinión, cuanto más puesto estás académicamente más jodido estás sentimentalmente, o al revés. Existe un equilibrio natural en función de cada persona y si tiras más para un lado, el otro lado tiene todas las de perder, yo intento que siempre pierda lo académico, llamarme estúpido, pero la ley del mínimo esfuerzo académico o profesional reporta grandes beneficios sentimentales que no voy a dejar pasar por tener mejores notas, cobrar más o tener que comerle la polla al director de la residencia.
Tengo una pregunta público: ¿Cada cuanto os tocáis? ¿Siquiera os tocáis sector femenino? Decídmelo aunque sea de forma anónima, tranquilos, no rastrearemos el IP.
La mentira es mala, pero yo no miento, sencillamente oculto.
Lo único de lo que me sentía orgulloso en esta vida se está destruyendo, se está viniendo abajo y yo ya no se si es que no estoy haciendo nada o no me doy cuenta que no puedo hacer nada.
¿Puedo abrazarte? Le pregunté. Fue bonito. Igual se le cayeron las bragas. La desnudé con la mirada, sintió que su alma era atentada. Acaricié su rostro, se disparó, quería pero no debía, no podía retener mis instintos básicos, no con ella. No podía reprimirme, el paseo sirvió para sacar toda la magia a pasear, subiendo la apuesta, no la toqué, quería jugar a ser distinto, diferente, especial para ella, no hizo falta, me miró, nos miramos durante mucho tiempo, desaparecí rumbo a casa sabiendo que nadie me esperaba a altas horas de la mañana. Ni siquiera podía dormir, fui feliz, que yo diga eso vale oro. Sabía que me había desnudado en todos mis escritos, pero ella no, había sido censurado, pero me salté las reglas, eso lo hacía todo más espontáneo, esperando tener más para saciar mi mente. Siempre quiere más, siempre ansía más, mi mente es el ente con más gula que ha parido nadie. Debo proporcionárselo, sino puede que vaya al parque a jugar con mi alma y mi corazón y acuerden entre los tres abusar de mí innumerables veces y lo peor de todo esto es que si quieren, pueden. La siguiente vez estaba nervioso, el partido no conseguía distraerme de lo que venía después, llegué y comprendí que no había nada que temer. El hechizo siempre está ahí, nunca desaparece, ni desaparecerá, puedo jugar a ser el espíritu santo, pero para mis tres entes mencionados anteriormente es como si se junta lucifer a jugar con ellos en el parque. No creo que les haría mucha gracia y luego vendrían y me joderían a mí, por lo tanto, es más simple ser odiado y que más de una piense que he perdido el encanto. No, solo lo fogueo con una persona, lo siento, tiene mi alma y sabe como tenerla contenta jugando en el parque toda la mañana, la tarde, la noche...la noche...la noche...últimamente la noche depara cosas bonitas, muy bonitas...

viernes, 16 de mayo de 2008

A Hard Day's Night

Esto es un desastre. Mi irresponsabilidad me ha vuelto a traicionar. Me dijo que ahora iba a estar estudiando para un importante examen, pero a cambio estoy aquí, con una resaca colosal, un agujero en el bolsillo, y un dardo envenenado en mi conciencia. Pues eso, la mierda de siempre. Pero no voy a lamentarme ahora. Mejor voy a teclear cuatro tonterías y a ver una película, aferrado a la idea de que la aspirina haga pronto sus deberes.



Tengo la camiseta puesta del revés, mostrando una inerte y deteriorada etiqueta blanca. Supongo que esta exhibición de inconsciencia va de la mano con mi estado etílico de ayer. Es una camiseta fea. De una marca de ropa de pastilleros y discotequeros de postal. Ni siquiera sé porque la he utilizado como pijama.

También tengo un plato frente a mí con lo que parecen ser los restos de queso y pan. No los recuerdo.

¡Oh! Mi memoria acaba de darme un latigazo de esperanza. Acaba de venir a mi descompuesta cabeza la certeza de que, entre grupo y grupo del aguado rock calimochero de ayer, quien fuera se dignó a poner un tema de led zeppelin. Bravo. --------------------------------------------------------------------------------------------
The Beatles-A Hard Day's Night

viernes, 9 de mayo de 2008

I'll take care of you


No puedo salir. Me he quedado atrapado en la espiral. Cada día se asemeja más al anterior, y cada detalle se vuelve más insignificante.

Pero no soy el único. Durante esta semana he llegado a ver en mi circuito diario a varios rutinarios humanoides más como yo. El que más me llama la atención tiene forma de mujer joven. La veo todos los días en el mismo sitio, leyendo. Lo curioso es que no importa la hora matinal que sea; ella está ahí. Todos los días.

Otra de las coincidencias suele ocurrir a media tarde, cuando salgo a correr. Siempre están en el mismo banco, en la misma posición, incluso. Mediana edad, pelo teñido de un poco creible color amarillo y los brazos cruzados. Ambas.

Supongo que sólo se trata del aburrimiento de la monotonía. Quizás no sea más que una imprevista depresión pre-examenes. Pero me siento encerrado. Enjaulado ante la situación de verme obligado a cumplir con unos objetivos, de fichar en cada número del reloj, como si estuviese vigilado por un ente invisible, superior a mí.

Pero no es tan crudo como parece.

Ese ente, soy yo. Sólo yo soy capaz de impomerme unas normas, unos horarios. Condicionados por factores externos, sí, pero soy yo quien determina esos factores, elegidos de entre toda la mierda que los rodea.

Así que, al fin y al cabo, no soy un prisionero cualquiera. Soy un condenado a muerte más, pero acepto el rol de alcaide de mi prisión cuando quiero.
-------------------------------------------------------------------
Mark Lanegan-I'll take care of you

jueves, 8 de mayo de 2008

Jugar, tocar, follar


Soy un gilipollas, a mucha honra, pero soy deficiente. Yo soy esa persona que nunca sabía en clase las cosas esenciales, culturales y esas cosas. Soy esa persona sin ningún tipo de vocabulario culto y elaborado, soy ese gran desconocedor de todo lo teóricamente importante, pero soy psicológicamente indefinible.

Boom. Menuda sesión mental me acaban de proporcionar, joder, por esto es bonito vivir a veces. Han salido tantas cosas a la palestra, tan bonitas todas ellas. Me acuerdo del viejo Mitxel, definitivamente, todo lo mide el miedo. Los grandes acontecimientos lo demuestran, mi camino sentimental también, el miedo es la muerte, y yo bailo con el miedo demasiadas veces, por eso la música que ponen mientras bailo es lo de menos, de ahí que lo que haga la gente en general es lo de menos. Sí, genuino me han dicho, imprevisible, inimitable…vuelo en el fiero al lugar donde he sido más feliz, a casa. Pocas horas para comprobar que hay todo sigue genial. Pero todo sigue idéntico y nunca va a cambiar, siempre va a estar esperando para mí, menos mal. Es esencial saber que uno tiene casa donde refugiarse, por si se enturbian las cosas.

Soy un puto cabezón, no entiendo de medias tintas, siempre digo que sí, pero es mentira, tiene razón, vivo por mis instintos y si no se asemejan a lo que siento, me da mal rollo. Como cuando ves una película y sabes que algo malo va a sucederle al protagonista que te cae tan bien y no quieres que le suceda nada, pero en el fondo sabes que es necesario que le golpeen para que todo coja sentido. Si no voy es por ser un orgulloso de mierda.

Maldita sea, un amigo ha llamado a altas horas, conversación profunda, inspirada…¿doctor amor? me ha hablado del pánico, he sentido celos, tanto pavor ante una situación tan extrema y a la vez necesaria para poder seguir viendo la carta de la esperanza, cuando él ya pensaba que la había perdido.

El mundo está diseñado para que toda la gente que se pregunta el porque de las cosas se sienta dispersa, incomprendida y así sigamos los cánones establecidos. Me encantaría ser un ser externo a mí para poder acostarme conmigo mismo, solo para saber que se siente.

El cantante de Smashing Pumpkins afirmó: “Cada época de tu vida se recuerda en función de la persona a la que quisiste”. Duro, esencial. El problema del amor es el primer paso. Si lo das tú y lo consigues, la satisfacción es enorme, pero siempre te preguntas, y si no hubiese sido así. En cambio si vienen a por ti, te sientes feliz, congratulado de que a alguien le hayas gustado y de que puedas llegar a ser atractivo para alguien, pero, ¿y tus sentimientos? Veamos, las películas ofrecen una situación bastante graciosa, lo normal es haberte liado y acostado con mucha gente, me río. Luego llegas a cierta edad y te das cuenta que amar y sentirte amado por la misma persona es tan complicado, que sople en los dos sentidos con la misma fuerza es harto difícil. Claro que siendo mujer puedes acostarte con muchos, pero no llega más allá de una soledad sentimental absoluta más el pertinente cartel de zorra que te cuelgan en menos de una hora. Lo que quiero decir con esto, es que hay gente que se pasa toda la vida esperando a ese amor y nunca llega, pero el problema no es ese, el problema es que creen que con el tiempo vendrá por sí solo. No amigos no. Aquí todos tenemos que jugar y si no juegas no te quejes.

Me siento cohibido…no puedo expresarme, sabiendo que no va haber contacto no debo. Que bueno es meterte todos los días a la cama sabiendo que no estás haciendo nada de lo que deberías hacer pero que por fin estas haciendo lo que quieres, nada de nada, o todo. Hablar, escuchar, estar solo, acompañado, experimentar, lamentar, destrozar, jugar, tocar, follar….sentirte jodidamente vivo sabiendo que el día de mañana te quiere tanto como nietzsche a dios.

miércoles, 7 de mayo de 2008

You only live once


Acabo de leerlo, ni siquiera se porque, puede que para sentir de nuevo ese miedo, ese pánico y lo he vuelto a sentir, me vuelve a poseer. Yo fui quien se acercó, esa es la triste realidad. Sino jamás se hubiese sentido atraída por un tío como yo. Empiezo a dudar ciertas cosas. Siempre doy yo el paso. Pruebo suerte, voy a medir la jugada. Yo ya no voy a hacer más. Espero…nada. Me bajo los pantalones. Lamentable. Cancelo el traspaso, no hay ganas, tampoco quiero presionar. Mi corazón es una incineradora de sentimientos. Me he encontrado con el director de la residencia en el ascensor, he esbozado una sonrisa, ascendíamos, he deseado clavarle una estaca en el pecho. No contesta, empiezo a temblar. Sí, comienza a recorrerme, lo noto…ahora siento todo mucho más. Ni siquiera valgo para discutir, me puede. Las razones son sencillas, mayor inteligencia y mayor serenidad. Soy un ente manipulable entre sus brazos. Ojala fuese oso.

La coja de mi residencia da una charla titulada “vivencias personales”, no va asistir nadie, el director aconseja que asistamos, la verdad, no me da pena, es una mala persona y además se apoya en su discapacidad para intentar dar lastima.

El cuerpo me lo empieza a pedir, solo han pasado unos pocos días, pero comienza a estar hambriento y sediento, quiero….demasiadas cosas, pero la vida consiste en no poseerlas y luchar por ellas.

He tocado el cielo y la sensación ha sido extremadamente placentera. Lanzado y saqueado con dureza. A volar todo, me quitaría mi corazón y se lo daría a los perros para que lo comiesen y se degustasen, así ya no sentiría nada. Soy una masa de odio.

De repente llega la bomba, también lo siente. Me limitó a viciar toda la noche para intentar no pensar en mis sentimientos pero todo consume, y el vicio después de cinco horas también. Hay que afrontar el hecho de que esto va así, ya lo sabía, no hay derecho a quejarse.

Yeah, you only live once.

martes, 6 de mayo de 2008

London Calling

Siento haber dejado que la ciber-cloaca se oxide. Se han mezclado muchas cosas; viaje fugaz a Londres, mucho tiempo libre, y una pereza extrema. Porque cuando más ganas tengo de actualizar y procrear con mi teclado es cuando menos tiempo tengo. Cuando encuentro un pequeño espacio limitado por un par de obligaciones morales y me desinhibo frente a este teclado desgastado y sin escrúpulos.

No voy a hablar de Londres. Todo el mundo sabe cómo es y no voy a caer en la insignificancia de describirlo. Sólo diré que cumplí mi principal objetivo, que no eran sexo, drogas y rock&roll. Era encontrar una calle. Encontrar una puta calle y fotografiarnos en ella.

Y vaya si la encontramos.



Nos costó lo suyo. Los nativos apenas saben donde viven, y los extranjeros residentes allí, menos. Pero siempre encuentras a alguien con los mismos intereses culturales que tú. Puede ser tu media naranja, tu medio limón, o simplemente otro turista que quiere visitar el paso de cebra más famoso de la historia.



---------------------------------------------------------------------------------------------
The Clash-London Calling


lunes, 5 de mayo de 2008

Sé que lo estas pensando

Puente largo, bonito y necesario. Me hace gracia la gente que cree que me conoce por lo que hago. Tampoco voy sobrado de ganas, pero la demanda ha aumentado. No he dispuesto de tiempo para redactar, supongo que los beneficios de la cama son mayores y si es compartida con alguien mucho más. No me altera nada. Hoy no. Últimamente las cosas empiezan a fluir, puede que todo este empezando a coger sentido. El grado de libertad paternal ha aumentado, el grado de felicidad interna también. La noche me deseaba, me vio, saludé, se acercó. Me dijo que le resultaba extraño la sinceridad de los escritos: “No eres en persona como tus escritos, no hablas de tus sentimientos de primeras pero no te importa rajar de sexo hasta saturarte. En cambio en tus escritos te desnudas con una facilidad pasmosa pero evitas hablar de sexo, es gracioso”. Vino mi musa, no tardó nada en irse con el suyo, dudo que lo sea. Sí hablo de mis sentimientos, pero solo con la gente querida y cuando me preguntan, es así de sencillo. Poca gente lee esto por placer, solo quiere hurgar. Solo una pequeña minoría lo lee para sentirse entendido, sentir que no es la única persona que siente ciertas cosas. LadyMos me paso por el forro de mis cojones todo lo que me dices, me llama cobarde alguien que deja comentarios de forma anónima y encima cree que he cambiado por el puto hecho de estar en ñoñosti, como dices tú. Todas las personas conocidas que me ven y me dicen “te ha cambiado ñoñosti” y esas mierdas no me conocen de nada. Solo una persona inteligente calificaría a otra de inteligente. Por si nadie lo sabe, odio esta ciudad, han pasado los años y solo quiero volver al sitio de siempre con la puta misma gente de siempre.

Supe que estaba cerca solo por su olor corporal. Recuerdas cosas y te das cuenta que es normal que seas odiado, seamos realistas, no puedes caer a todo el mundo bien, tampoco quiero.

¿Mal camino? Todos acabamos degenerando, antes o después. Chinaski pon el puto proverbio que leímos aquel día en el periódico: si conoces…

Me pidió confianza y sinceridad y se la otorgué, todos mis pensamientos salieron disparados a una gran velocidad, lo entendió, luego fluyó, saqué la bestia que llevaba dentro. Su mirada. Su mirada vale mi silencio.

Madurar es simplemente que te deje de afectar las cosas, que ya no te sorprendas ni de tus actos, ni de los actos de la gente que quieres, ni de la sociedad. Opinión simple, probablemente. Debate!debate!debate! Puedes empezar cuando quieras zapatitos. Entro en casa y diviso a mi madre viendo la puta farándula, discutimos acaloradamente, sigue viendo el dichoso programa, seguiré mintiéndola cada vez que me pregunte donde he estado, o mejor, omitiré donde he estado. No puedo evitar reírme cada vez que pienso en la cara que pondría mi gente querida si supiesen lo que hago y como lo hago, pero por eso existe la intimidad, ¿no? Aquí cada uno jode a su forma, la mía es una forma íntima y sucia, no os hablo de sexo explícito, o quizás sí, o puede que ambas cosas, os hablo de joder a alguien mentalmente. Me resulta ridículo la gente que acusa al personal que le gusta ver deporte, yo veo a un grupo de personas dentro de un equipo luchando por algo, veo la puta prensa rosa y solo veo intimidad quebrada, intereses, mierda…

Las palabras ya no son absolutas: sucio, asqueroso, zorra, inteligente… No hablo del maldito gatisek negro, gatisek blanco, hablo de que cada vez pienso más que todo es relativo. Lo que la mayoría considera repugnante yo no lo considero. Intento ser genuino.
Todo en mí es contradictorio, mi figura es contradictoria. Situado en la modernidad de la sociedad con una mente muy enferma y sedienta de… me río mucho. Sí, de mover la tele, hacerse un hueco y…buenísimo…sé que lo estás pensando.


Suena de fondo:"you don`t know, you don`t know, you don`t know me".
Mañana llegará la mercancía.

lunes, 28 de abril de 2008

Descanso y violación lenta, muy lenta

No he escrito los últimos días, la razón es sencilla, este fin de semana le he chupado el coño a la felicidad y juraría que todavía se está corriendo.
El otro día lloré, fue una sensación extraña. Tampoco rompí a llorar como un niño, simplemente las lagrimas se deslizaron por mi cara. Todo lo bueno y todo lo malo se apoderó de mí, ni siquiera estaba mal, tenía ganas de llorar, nada más. Luego vino el éxtasis. Me gustó mucho. Sencillo, implacable, instintivo. Por fin mi alma salió a la calle a ver que sucedía y por primera vez le gustó el ambiente. No tengo nada que criticar, he vivido al margen de todo, que bonito es el amor a veces.
Me he sorprendido a mí mismo y me han sorprendido, es muy gracioso ver que todavía te pueden afectar ciertos sentimientos. Volvió a pararse el tiempo, eso compensa cualquier esfuerzo, cualquier locura. Sentimientos compartidos, lleno incomparable.
El otro día leí una entrevista de un personaje conocido. Le preguntaban cual había sido la mayor locura que había hecho por amor. Contestó: “He hecho muchas, pero jamás me he arrepentido de ninguna”. Sí, tiene razón. Ya no me importa perder, he jugado al ataque y gane o no, la defensa rival no se olvidará de este partido épico. Descanso y violación lenta, muy lenta.
Lo sigo pensando una y otra vez. No se borra de mi mente, tampoco quiero que así sea.

jueves, 24 de abril de 2008

Waiting For The Sun

Mi intención era estudiar. Renovar el d.n.i. y luego estudiar. Por la peligrosa velocidad y el sigilo con el que se acercan los examenes más que nada.

08:20 a.m.

En la oficina del d.n.i. me atiende un inexpresivo robot, dándome un papelito que me adjudicaba el 40º turno.

-Para las 11.30 más o menos-dice su mecanizada voz.

08:35 a.m.

Me acerco a la biblioteca, inquieto ante la idea de abrir mi libro y emprender la maratoniana tarea de preparar un examen. Porque a 4 semanas del examen la tarea parece una carrera de 42Km. Otra cosa es que al final se asemeje más a un trote de 5Km. A veces menos.

Pero allí, en la puerta, me encuentro un ocupado hombre rellenando un crucigrama. Debí molestarle con mi presencia, porque su concentración se disparó y acabó cerrando el librillo. Quizás simplemente no sabía con qué rellenar los espacios que le faltaban.

-Está cerrado, no abrimos hasta las nueve.

-Pero yo sólo puedo empezar a estudiar ahora. Si no lo hago ahora, jamás podré empezar. He conseguido llegar hasta aquí. He hecho lo más dificil. Si me voy ahora no volveré. Mis intenciones se colapsarán y no conseguiré estudiar nunca-pienso, pero me voy. Mi subconsciente me lo agradece, sólo necesitaba una excusa para no verse cara a cara con las ecuaciones diofánticas y sus numéricos secuaces.

Aterrizo en la cafetería de enfrente. Pido un café y abro mi libro de William Faulkner. Suena Elton John. Mientras leo voy prestando atención a la música que pone la atractiva camarera. Led Zeppelin, Iggy Pop, The Doors, Pink Floyd... coño, se está a gusto en el local.



Pierdo la noción del tiempo. Cuando me doy cuenta son las nueve y cuarto, y mis ganas de estudiar se han evaporado. Así que vuelvo a casa.

11.30 a.m.

La incompetencia policial me ha engañado. Una vez más. La pantalla de la sala de espera muestra el dígito 31, significando que aún quedan nueve personas delante mio, para echar una firma y donar 6.80 euros al estado.

12.20 p.m

Llega mi turno
-----------------------------------------------------------
The Doors-Waiting for the sun

miércoles, 23 de abril de 2008

Promesas incumplidas

He soñado con ella, estaba en la habitación, algo fallaba, por algo me detenía y no me aproximaba a donde ella, era evidente, porque no está y nunca va a estar. Algo por dentro me decía esto no puede ser, es una imaginación. Por fin me he levantado.

He asistido a la optativa, para una vez que voy, cojo y me presento a la optativa. El profesor es un viejo sencillo que suelta una hora y media de monólogo. Delante de mí se sitúa el típico alumno un poco pesado que siempre está atento, pero hoy ha formulado una pregunta interesante, a las nueve, dos rubias, zorras, barbis de silicona se han comenzado a reír de él. Las he mirado con desprecio, se han percatado de mi mirada. He deseado coger una navaja y maquearles la cara a mi gusto, para posteriormente mostrarles sus figuras descompuestas frente a un pequeño espejito que seguro que poseen. No matarlas, simplemente robarles la supuesta belleza que cree que poseen, con eso me conformaba.

Acabo de escuchar la balada de Aerosmith, sí, pienso en lo que sintió ella con él, algo me ha recorrido, un escalofrío, no era por mí, el faro y los puros me están empezando a llamar, se me empiezan a mover los dedos, ya se lo que quieren, intento hacerme el fuerte, la escucho hasta el final, quiero pensar en esos sentimientos, me recorren y me revientan todo el corazón, pero aguanto hasta el final, quiero saber lo que sintió al escuchar esta canción con él, me puede, aguanto, ya no queda nada. Por fin acaba, la he aguantado, si lo hecho una vez, puedo aguantarla siempre, ya pase la prueba con otra canción, pero esta vez sí que iba por mí, una vez que consigues escuchar entera la canción que compartías con esa pareja, te sientes liberado. Tranquilidad suprema. No soy tan débil. Sonrío. Supongo que su alma se sentirá desnuda, lo siento, no era mi intención.

Fuera de servicio, me siento solo. Odio este lugar. Miró la caja, la abro, me tienta, me tienta demasiado. Uno solo, eso me prometo. Gracias a dios suena el teléfono. Me dirijo hacia ello pero ya no estoy solo.

He vuelto a caer, he vuelto a fumar, he vuelto a dudar y ya no puedo más. No he cumplido lo prometido. Pido tiempo, pero no voy a volver a sacar al equipo entero, juego fuera de casa y ya me he cansado.

Siento no haber respetado los turnos Henry, lo siento de verdad.

martes, 22 de abril de 2008

Versión 2.0

Una de la madrugada. Puedo arrastrarme a la cama y no escucharle, o puedo darle una oportunidad. Se la concedo, es mi mente, que menos, llevamos cinco años de intensa amistad. La ruta es sencilla, infierno y faro. El cajero no puede evitar mirarme extrañado, una figura en pantalones cortos y chanclas entra en su recinto en busca de una botella que posee un líquido rojo. Subo ligero, como siempre. Alcanzo la cima. Luna llena. Me vuelvo a reclinar con mis piernas tocando la luna. Vuelvo abrir la funda, los discos viejos se saborean el doble. Shirley Manson me pone…su voz me descompone…I can`t use what I can´t abuse and I can`t stop when it comes to you. Ya no miro a mi derecha, se que no está, ya no me engaño.

He proporcionado tantos buenos momentos y a la vez he hecho tanto daño a las mujeres. Me merezco el cielo y la horca. Es normal que no me entienda, no quiero poseer ni su corazón ni su cuerpo, eso es algo sencillo, cualquiera pudo haberlo conseguido. Es más complejo, quiero poseer su alma. Quiero que me suplique mi alma.

Quemo el segundo y empieza a explotar mi cabeza. Después de dos huidas con los reyes magos y el apartado, el de dentro me pide descanso. Le he estado suministrando mierda y cáncer a lo largo de cuatro días, es normal que pida tiempo muerto. El me ha proporcionado un cuerpo con lesiones y una mente enferma, no le va a pasar nada porque estos días le joda un poco.

Hablé con Chinaski de la primera vez. El grado de embriaguez no importaba, la sinceridad siempre fluía. Intentamos definir la primera vez. Pactamos un “extraño, muy extraño”, como si te vieses en tercera persona, como si tú no fueses quien posee tu cuerpo. Hace bastante que no comparto la cama con alguien. En ese recinto todo cambia, es un Hank elevado al cubo, con todo lo bueno y lo malo, con todos sus miedos y todas sus virtudes, sediento de conversaciones íntimas y sensaciones. El apartado me habló con confianza, dijo que le agradaba mi forma de hablar de la cama, respetando la importancia de ese lugar, me hizo gracia a la vez que me sorprendió.

Bajo en punto muerto, como yo, ni siquiera necesito meter marcha. Semáforo rojo. Coche policía delante. Semáforo en verde. No se mueve, cualquiera le pita o le da las largas, por un momento pienso en echar marcha atrás, coger carrerilla y estamparme con brutalidad contra el coche. Por fin se mueve. La cabeza me está matando, ni siquiera puedo acabar de escribir, tiro toda la ropa al suelo y me abalanzo sobre la cama. Sí, estoy enfermo, muy enfermo, el combate de boxeo está siendo intenso en mi cabeza. Suplico que me deje dormir, tarda un rato, pero acaba concediéndomelo. No asistiré a clase.

Me levanto. Vivo por ese momento, por ese instante que me haga creer. Se acerca y me produce una gran satisfacción. No necesito sexo, solo cariño, solo mirarla, nada más. ¿No sabéis de lo que os hablo, verdad? Género masculino vuestros penes ya os tienen demasiado centrados en los bajos, es lo instintivo. Yo soy un híbrido entre hombre y mujer, carezco de eso, solo actúo de tal forma cuando soy una pobre presa herida y con ganas de ajusticiar. Ayer me prometí tirar la caja de puros, pero me he levantado y no lo he hecho, por si vienen épocas malas.

El título del escrito se debe a, en mi humilde opinión, un gran disco. Fue el primero que escuche, ahí comencé a escuchar música, solo recuerdo estar tirado en la hierba y sentirme completamente relajado mirando el cielo, eran campamentos, no había nadie a mi alrededor, me sentía libre por primera vez.

Deseo destrozar mi mente, vuelvo a pensar en su mirada, ya empieza a estar muy difuminada. ¿Cómo controlas algo que es tan profundo? Sólo puedes soñar con épocas de victoria, con que vuelvan los tiempos del todo o nada. Acaba de pasar el camión de la basura, tendría más sentido que me recogiese a mí.

Al texto le falta algo, le falta sentimiento, me cuesta alcanzar ese punto, llegar ahí implicaría desnudarse demasiado. Hay algo en la habitación, es bonito, no puedo evitar sonreír cada vez que lo observo. El tiempo corre a mi favor, es lo único bueno.

Tremendo documental el de Zeitgeist, si que merecía la pena verlo, gracias por el consejo.

Lo siento, ya no me queda magia, ella me la ha robado y es probable que hasta que no la vuelva a ver no tenga más sentimientos, ni buenos ni malos, simplemente carezco de ellos.


Por cierto, el profesor no dudo en dedicarme un ocho aún advirtiéndome que no debía utilizar vocabulario del estilo:"boobs" y "fuck", una autentica lástima.

domingo, 20 de abril de 2008

En La Cuerda Floja

Delia....Oh, Delia oh, my life..... decía Johnny Cash mientras remontaba el vuelo con un majestuoso disco llamado American Recordings allá por el año 1994. Vuelo que pretendo remontar yo en estos instantes tras un par de días habiendo descuidado mi pequeño cubículo cibernético. Y qué mejor manera de hacerlo mientras en los altavoces de mi ordenador suena Johnny Cash.

Estaba esta mañana recién levantado, desayunando, cuando me he puesto a ojear una revista musical que compré en febrero en uno de mis despilfarros económicos habituales. Popular 1. Especial 40 aniversario. Genial, una recopilación literaria sobre los mejores músicos, grupos, y artistas musicales en general que ha habido nunca. Y he abierto una página al azar.

56.

Reportaje sobre Johnny Cash. Pero no el Johhny Cash que la gente conoce por mezclar la ignorancia y las producciones fílmicas sobre él. No. El reportaje habla del Johnny Cash que sobrevivió y venció mentalmente a la enfermedad del Parkinson. Físicamente la enfermedad acabó con él, pero eso es otra historia. Paralela, sí, pero esta crónica es exclusivamente para elogiar la fuerza de voluntad del emblemático personaje.

A pesar de la pesarosa enfermedad que lo aseguró en una silla de ruedas, Johnny no se venció, y editó otro disco con un éxito extraordinario tanto para críticos como para el público. The man comes around. Con una versión del 'hurt' de Nine Inch Nails que supera la original con creces. Grabó un videoclip donde se le ve desgastado, sabiendo que va a morir, y resulta abrumador para el ojo humano por la belleza artística y musical que proporciona. En él se le ve abatido, cansado, y sabe que su final está cerca. Pero el colosal momento en el que su esposa, la también cantante June Carter, le observa desde las escaleras, apenada, y sintiendo un profundo dolor por Cash, no tiene palabras para ser descrito. Grande Johnny. Enorme.

Por la aparente curiosidad que debería desprender este artículo, dejo el link del mencionado videoclip, para que las ofuscadas y cerradas mentes de los adictos al pop y la música latina, conozcan un poco más el ocaso de Johnny Cash. Una delicia.

Ver videoclip

viernes, 18 de abril de 2008

Un día cualquiera

Este escrito puede ser épico. Nunca he tenido tantas ganas de escribir. Es mi vía de escape.

Hoy me he mirado al espejo y me dado cuenta de que mi cara ha cambiado, ya no soy ese chaval de 18 años y todo por descubrir. Me ha dado asco.

El día ha comenzado tranquilo. No he asistido a clase, estaba muy cansado de trabajos, me he pegado todo el día tirado en la habitación. Nunca sabes lo que va a suceder, todo indicaba que el día iba a ser tranquilo.

Eran las ocho, han llamado a la puerta. No esperaba a nadie. He abierto la puerta. Delante de mí se encontraba mi pasado, una antigua amistad. Quería hablar conmigo, he rechazado la oferta. Entonces dos personas me han querido abrir los ojos, he recordado lo rencoroso que soy. Tenía miedo la verdad. Despedida simple, mala la verdad. Le he echado valor y me he dirigido a hablar con mis fantasmas. Es una pena, no he sentido nada.

A partir de ahí, todo ha tomado una pendiente muy negativa. La cena esperaba, pero a la mitad de ella no he podido evitar irme, despidiéndome amistosamente de mis compañeros. He subido rápido a mi habitación, muy rápido. Ni siquiera me he puesto el cinto, he volado al coche. Mi proveedor de maria favorito estaba en tierras lejanas, tierras alemanas creo, no lo se. Pero quería estar solo, no necesitaba a nadie. He entrado en el primer bar que he visto. Cuando se lo he pedido al camarero no ha podido evitar mirarme extrañado. Con mucho gusto me lo ha proporcionado, parecía que su mirada me decía: “tranquilo amigo, ha sido un día duro, ¿verdad?”. He vuelto a introducirme en el fiero, he sido veloz. Una mujer pasaba la carretera por un lugar indebido, debería haber decelerado, he acelerado a tope, ha tenido que correr para no ser atropellada. He subido rápido al faro, muy rápido, la adrenalina fluía. Mi alma me llevaba en volandas. He llegado a mi lugar favorito, vistas excepcionales y completamente cubierto. He abierto la caja y me he fumado un señor puro. He puesto un disco grabado por el detective, la primera canción no podía ser mejor, Jolene. Degustaba cada tiro en la soledad, por fin estaba tranquilo. He abierto la funda de los cds, todo mi pasado ha comenzado a besarme lentamente. Un condón sin usar, una dedicatoria especial, eso me ha parecido, no la he leído y un gran disco de un conocido. Lo he puesto, parecía que todas las canciones hablaban conmigo, me he sentido bien. Pero entonces el demonio ha aparecido, hoy me quería violar, una furgoneta se ha situado al lado mío. Una pareja ha salido y han cruzado la puerta trasera para follar. No me he movido, ese era mi lugar preferido. Aparte yo también me estaba acostando con alguien, era mi pasado. Estaba a su merced y ha podido degradarme de una forma muy poco erótica seguramente. He recordado porque soy así y qué me ha llevado a este lugar. Por un momento me he acordado del de arriba y he visto como sostenía mi alma a la vez que me decía: si, esto te pasa por todo el mal que has hecho, bienvenido al mundo, ¿te gusta? ¿no? A mí tampoco.

Ni siquiera ha contestado el mensaje, normal.

He vuelto a fumarme otro puro. Con este ya he vuelto a sentirme mal, pero me gustaba, tenía sentido en mi mente. He pensado en ella. Hubiese sido genial que estuviese, pero no estaba, nunca iba a estar. ¿Qué coño hacía mirando al asiento de copiloto? Por mucho que mire no iba a estar, seré subnormal. He matado el puro y he cambiado el cd. Solo mi canción preferida podía asentarme…entrada abismal…she said “i`ll throw myself away”…sí, puedo comenzar el descenso. He bajado lento, tranquilo, ni siquiera necesitaba meter tercera….estaba diluviando, no me afectaba. Llego a la residencia, pero ya nada me altera, ni siquiera saludo a la gente, sobre todo a la típica diva de la residencia. Me meto a la habitación y empiezo a escribir mientras escucho de fondo lo último de queens of the stone age. El disco acaba y con ello mi escrito.

jueves, 17 de abril de 2008

D'yer Mak'er


Últimamente salgo a correr por las mañanas. No por ninguna crisis psicológica que atormente a mi físico, sino por satisfacción personal. Es una de las mejores (pero fatigosas) maneras de empezar el día. Si puedo, voy acompañado por mi leal reproductor de música, para amenizar la soledad. La maravillosa y deprimente soledad.

Lo malo de correr al compás de tan musical acompañante son los los cambios rítmicos que implican. Hoy he decido sintonizar el Houses of the Holy, de Led Zeppelin. Me ha arrastrado gran parte del camino, y cuando ha comenzado D'yer Mak'er he ralentizado mi ritmo, haciendo gestos de bateria al aire, ignorando cualquier tipo presencia humana en los alrededores.

Cosa que, sorprendentemente, había. Se ha presentado saliendo de detrás de un árbol, tal vez de su interior, en forma de señora mayor, con pequeñas calvas en la cabeza y esas cosas.

Su aterrado gesto viendo a un joven corriendo, agitando fervientemente sus brazos y cantando-oohh, baby I love you...-ha resultado indescriptible. Yo he comenzado a reirme, sabiendo el aparente ridículo de la situación.

Hasta que me he cruzado con un senil anciano orinando junto a la carretera.

miércoles, 16 de abril de 2008

All You Need is Love



Había dormido 5 horas. Un inesperado pero bien recibido pacto laboral tuvo la culpa. Así que ahí estaba yo, sentado, con la mirada perdida en el horizonte y los pensamientos huracanados.


Estaba rodeado de ladridos. Ladridos humanos. Son los peores.

Cogí una postura más cómoda y me olvidé momentáneamente del partido, fijando mi cansada vista en el frente. Una pareja se dirigía hacia mí. Ella era fea, con enormes tacones y polvo marrón por toda la cara. El parecía un Bulldog, tal vez un PitBull. Pero no ladraba. Iban cogidos de la mano, bramando su tierno amor.

-Deja de mirar o te arranco los ojos-ladró al fin con una drogoyonqui voz.


Creo que no me lo dijo a mí, poco me suelo fijar yo en esos tuneados rostros y ropajes de discoteca.

Pero no importa a quién iba dirigida la romántica amenaza. Lo importante es resaltar ese incondicional amor. Ese amor capaz de romper barreras visuales. Ese amor que acabó con la ciudad de Troya. Ese amor que cuando acecha a las personas más salvajes, iracundas y perturbadas, lo mejor es hacerse el sueco.

No vaya a ser que seas uno de los que miran a su mascota y acabes magullado.

martes, 15 de abril de 2008

Otro día

Vuelven los viejos fantasmas. Esta vez han tardado bastante en llegar, pero han caído con mucho peso.
Una persona es la persona y sus circunstancias, nunca debemos olvidar eso. Yo me caigo, no sigo en el barco, vuelvo a recordar quien era, como he llegado aquí. Nunca he sido corriente, me siento bastante más solo que el resto de seres humanos, lo llevo por dentro, no puedo evitarlo. Me siento distanciado de mí mismo, es como si me viese en tercera persona. He vuelto a recordar sucesos, recuerdos, todo lo que me ha hecho ser así.
Soy un peso a la deriva, inerte. Estoy obsoleto, soy un programa desactualizado, carente de visión optimista.
Ya no me siento bien, mañana no iré a clase. El mañana carece de sentido si uno no quiere verse en él. No hay palabras, ni siquiera se da cuenta, estoy lanzando una bengala en señal de socorro y no soy asistido. No tengo fuerzas, solo un susurro necesito para seguir, pero no lo tengo, no me lo ofrece, calla como yo, ni siquiera sabe lo que me sucede. Era de esperar, no me exige que se lo cuente, nunca me exige nada, la conozco.
Pero es la llave de mi corazón.
Todos debemos tener un secreto, pero ¿hasta qué punto?
Sí, es miedo, miedo a que ya no me mire igual, a ser despreciado. Ya no siento que el de arriba me mira y me sonríe, ahora levanta sus manos y me dice que yo decido, yo decido si abro mi corazón o cerramos el chiringuito como siempre. Con este último comentario más de una mujer me odia, me gusta. Me crezco, incluso hubiesen asesinado por saberlo, aunque acabaron queriendo asesinarme a mí. Hay que decidir, pero también hay que ser sofisticados.
Es distinta, sí, no te necesita, también, eso puede hacer que dure, probablemente. Definitivamente no se lo voy a decir, es algo muy íntimo, tan desagradable, tan patético, tan humillante que debería ir a un psicólogo a que me lo mirase. Supongo que habrá tenido casos peores.
He vuelto a leer la conversación, siempre lo hago, solo para sentir que la poseo de nuevo, que me escucha de nuevo, que por un momento se lo ha imaginado.
Me siento indignado conmigo mismo por no sentirme bien cuando debería ser feliz. Henry, ¿qué es la felicidad? Pon alguna de tus citas bíblicas. Es lo que todos buscamos, yo soy débil, necesito sentirme querido para poder dormir a las noches. El día que no me quiera nadie no dormiré.
Hoy el profesor de inglés nos ha mandado realizar un writing, todos los alumnos se han mostrado su disconformidad mediante un ya conocido “bufff”, yo he sonreído. Lo he llevado a cabo con mucho gusto. Nos daba a elegir entre varios temas, todos basura carcomida, del estilo de qué costumbres hay en el sitio en el que vives, prefieres estudiar solo o acompañado, etc. Vergonzoso. El hecho es que el profesor me parece una persona sensata por lo que he decidido escribir bastante más de las 150 palabras que nos exigía y evidentemente no he seleccionado uno de esos temas banales y he escrito sobre lo que mi mente estaba divagando. El texto estaba cargado de sexo, críticas, sentimientos y soledad. De paso le he recomendado una serie, californication. Me he sentido realizado. Eso es violar el sistema, pirren te lo dedico, por el tema de tener cojones o no, con todo mi amor.
Es gracioso, hoy me he sentido un consejero espiritual y del amor con ciertas personas y puede que yo sea el que más lo necesito.
Acabo de mirar la cama de nuevo, no está hecha, no tiene las sabanas puestas encima, nada, está descuartizada, me recuerda que yo también estoy desecho académicamente y en todos los ámbitos relacionados con “lo que debemos hacer”, calibre: estudiar, asistir a clase, comer y cenar a las horas indicadas, dormir a la noche, vivir durante el día… No me importa, ni siquiera lo más mínimo, eso es lo que nunca nadie obtendrá de mí, que sea alguien aplicado en la materia docente. Nací con el chip del mínimo esfuerzo en todo lo que no considere la amistad o el amor.

Por cierto, la cantidad de comentarios realizados acerca de cada escrito no mide la calidad de ese texto, solo su fumabilidad y el grado de entendimiento del personal lector, nada más.
Sí, de repente vuelve, se acerca a mí, me susurra: “ella lo siente, tranquilo, siente cada palabra que escribes, duerme, mañana será otro día, otro día, otro día…”

Acabo de leer todos mis escritos, sí, no me he tocado de milagro.

lunes, 14 de abril de 2008

How I wish you where here

Los días pasan, las semanas, los años, pero solo los pequeños momentos te marcan. Uno nunca toca fondo solo, necesita un compañero de viaje para sentir que necesitas a alguien más que a ti mismo. He creado una ciudad para tener completa libertad en ella, pero me he olvidado a mis amigos y a mi amor en la ciudad de siempre. Es algo triste necesitar tres años de tu vida para darte cuenta de esto.
Quiero creer que la vida no me va a arrastrar a la monotonía, a ser alguien al que no me quiero parecer en el futuro.
No es tristeza, es vacío, es como querer vomitar tus sentimientos y darte cuenta que ya no te queda nada que expulsar, ya has perdido todo en el camino. La vida cambia en instantes, dos tétricos acontecimientos me han refrescado la mente.
Somos mortales, todos moriremos. Algo me recorre cada vez que lo pienso. Es mucho peor sentirte mal por no poder ayudar a una persona querida, que sentirte mal contigo mismo por ser un completo cretino cargado de argumentos pero sin valor para ejecutarlos.
Te sientes desganado, quieres echar la culpa a alguien pero no sabes a quien. Primero piensas en la suerte, pero te das cuenta que no crees en ella, luego en el hijo puta de tu corazón que ya te lo advirtió pero no le escuchaste por quererla demasiado, por querer sentirte distinto de nuevo y al final acabas echándote muchas cosas encima, muchos sentimientos mezclados en poco tiempo.
Por cierto, lectores, nunca me cortaré de hablar de sexo con vosotros cara a cara, jamás, pero si me cortaré de hablar de sexo en esta ciber-cloaca que poseemos Henry y yo, más que nada porque no es algo que solo me afecte a mí. Tendría que incluir a algunas mujeres a las que no he entendido.
Me acabo de dar media vuelta y me he fijado en mi cama. Por primera vez la odio, no me sugiere nada, salvo que estoy solo, eso es lo único que me recuerda, que ella no está. Quemaría la cama.
En esta vida, salvo que seas un despreciable ignorante, tu mides tus lagrimas. Intento pensar en cosas tristes para poder llorar y creer que así la echo más de menos, pero no es así, no puedo llorar, el alma no me deja, es más profundo, es no sentir nada en mi interior si no está conmigo.

jueves, 10 de abril de 2008

The Long and Winding Road


Estúpido, ¿no te das cuenta de que vas bajo un paraguas y no es necesario cobijarte en los soportales? Y encima, tienes los monumentales cojones de arrimarte a la pared cuando nuestros caminos se cruzan, forzando mi separación de la pared y su implícito baño de lluvia. Pero olvidemos ese asunto.

Bajo una lluvia de espanto, una senil y desorientada señora, sin importarle mi húmeda e irrefugiable situación, ha debido preguntarme por la ubicación de alguna calle-el volumen de mi reproductor de música ha impedido saber cuál-, a lo que casi inconscientemente he respondido: "Sí, sigue adelante y gira a la derecha", ignorando completamente su destino. Poco le ha importado detener el rápido paso de alguien que está sumergido en ese tremendo chaparrón. Y poco le ha importado esperar a que apartase mis auriculares para oir su pregunta. Poco me ha importado su pregunta. Tal vez ni siquiera haya preguntado por una calle, quién sabe.

Gol del Getafe. A mis espaldas oigo los exagerados berridos del mercenario comentarista-por denominarlo de algún modo-, como demonios se llame. Lo odio. Odio ese ímpetu con el que promociona su estúpida cadena de televisión, ignorando que es tan ridícula como otra cualquiera. Resulta incluso cómico, escucharle en todos los partidos de fútbol, publicitar las lamentables series televisivas que va a emitir la cadena. Y no entro en detalles, porque empezar a citar esas patéticas series convertiría el post en un programa de humor. Digno de Muchachada Nui.

Nui.