Google
 

Cita a ciegas

"Ahí estaba yo. Es decir, Alex y mis tres drugos. O sea Pete, Georgie y Dim. Estábamos sentados en el Milk Bar Korova, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche."
La Naranja Mecánica
-----------------------------------------------------------------------------------

lunes, 14 de abril de 2008

How I wish you where here

Los días pasan, las semanas, los años, pero solo los pequeños momentos te marcan. Uno nunca toca fondo solo, necesita un compañero de viaje para sentir que necesitas a alguien más que a ti mismo. He creado una ciudad para tener completa libertad en ella, pero me he olvidado a mis amigos y a mi amor en la ciudad de siempre. Es algo triste necesitar tres años de tu vida para darte cuenta de esto.
Quiero creer que la vida no me va a arrastrar a la monotonía, a ser alguien al que no me quiero parecer en el futuro.
No es tristeza, es vacío, es como querer vomitar tus sentimientos y darte cuenta que ya no te queda nada que expulsar, ya has perdido todo en el camino. La vida cambia en instantes, dos tétricos acontecimientos me han refrescado la mente.
Somos mortales, todos moriremos. Algo me recorre cada vez que lo pienso. Es mucho peor sentirte mal por no poder ayudar a una persona querida, que sentirte mal contigo mismo por ser un completo cretino cargado de argumentos pero sin valor para ejecutarlos.
Te sientes desganado, quieres echar la culpa a alguien pero no sabes a quien. Primero piensas en la suerte, pero te das cuenta que no crees en ella, luego en el hijo puta de tu corazón que ya te lo advirtió pero no le escuchaste por quererla demasiado, por querer sentirte distinto de nuevo y al final acabas echándote muchas cosas encima, muchos sentimientos mezclados en poco tiempo.
Por cierto, lectores, nunca me cortaré de hablar de sexo con vosotros cara a cara, jamás, pero si me cortaré de hablar de sexo en esta ciber-cloaca que poseemos Henry y yo, más que nada porque no es algo que solo me afecte a mí. Tendría que incluir a algunas mujeres a las que no he entendido.
Me acabo de dar media vuelta y me he fijado en mi cama. Por primera vez la odio, no me sugiere nada, salvo que estoy solo, eso es lo único que me recuerda, que ella no está. Quemaría la cama.
En esta vida, salvo que seas un despreciable ignorante, tu mides tus lagrimas. Intento pensar en cosas tristes para poder llorar y creer que así la echo más de menos, pero no es así, no puedo llorar, el alma no me deja, es más profundo, es no sentir nada en mi interior si no está conmigo.

1 comentario:

Pirri dijo...

Ueno Mitxel, en lo de que cada unx necesita un compa de viaje, estoy mas que de acuerdo. Hay muchas cosas, muchos saltos que no te atreverías a dar sin alguien que te azuce y te diga: "Yo voy despúés". Complicidad.

Puedes buscar la libertad también en tu ciudad. Pero al final, he llegado a la conclusión de que la libertad no está fuera de casa.
Creo que eso es lo que se piensa al principio, pero no hay una libertad total. Al menos, yo no he llegado a ella.

Y no seas capullo, si no quieres ser arrastrado por esa monotonía, lucha contra ella. Haz que los pequeños detalles se conviertan en importantes, y haz todos los dias lo que te apetezca...no se, puedes hacer pequeñas cosas para sentirte un gran hombre...(debería de aplicarme el cuento, la verdad...que hace tiempo que no hago de esto).

Al final todo se reduce a lo mismo. Cojones. Para pasar de palabras a los hechos; de las frases a los actos.

Animo x)