Google
 

Cita a ciegas

"Ahí estaba yo. Es decir, Alex y mis tres drugos. O sea Pete, Georgie y Dim. Estábamos sentados en el Milk Bar Korova, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche."
La Naranja Mecánica
-----------------------------------------------------------------------------------

martes, 22 de julio de 2008

Fuck, sexo, sexo, sexo y lamentaciones


Puede ser sencillo si uno lo desea, debería ser oculto, directo. Sí Mcnulty, respetemos la bipolaridad de la gente, no hay nada de malo en ello. El problema no es estar dañado, el problema es dañar a la gente que quieres. En la situación mencionada, madurez vía situación socio-laboral estable, dicen que lo profundo deja de tener importancia para que lo ordinario tome la iniciativa, no ha sido así en mi caso, el periódico no tenía razón. Respetemos la cara oculta de la moneda, todo el mundo posee un secreto inconfesable? O la propia existencia va dejando huella de ese pequeño misterio? Escribir para vivir, escribir para respirar, escribir para recibir ese pequeño aliento, ese pequeño detalle que te haga creer que merece la pena seguir. El reloj marca el toque mágico de las 12, silencioso mensaje de mi pasado, de mis sentimientos enterrados. La sorpresa me abraza, me pide perdón por el pasado, lo concedo, ya no albergo más odio, no para ella, ha llovido mucho, más de dos años. Me hace pensar, me hace recordar lo sucedido, fue bonito, sufrí mucho, puede ser, quien sabe…la vida son dos días. Últimamente las sonrisas y lágrimas se están pasando mucho por mi avenida, no en forma corpórea evidentemente. Es lo que me dice mi amigo, hay que cuidar las sonrisas y lágrimas, porque es lo único que tenemos, vigilémoslas pues. Uno no puede desaparecer, cinco toques mágicos por si alguna vez piensas que no merece la pena luchar. Detalles, me sentí comprendido, velada extraña a la vez que placentera, lo que el alma me pedía más que nunca, rozando una tranquilidad que se podía sentir en el ambiente, terraza épica. Que graciosa es la existencia, a veces parece que existe una fuerza externa que te concede lo que necesitas en los momentos más tristes. Fuck, sexo, sexo, sexo y lamentaciones...pero volverán los días buenos, volverán...

1 comentario:

Pirri dijo...

Bah, pedazo de capullo.
Los dias buenos los haces tu. Depende de si quieres que tu pie izquierdo sea el que primero pise el suelo o no.
Lo que está claro es que el pasado...se pasó.
Y aunque no me guste el sarasa del Coelho...a veces hay que darle la razón ( http://jafernandez02.spaces.live.com/blog/cns!43163EC9B2413ACC!111.entry ) .

Pues eso. Y las lágrimas se pasan por tu avenida un poco, pero es como cuando la gente va al txupinazo y regueros de gente van hacia la Virgen Blanca por ciertas calles, como la calle Olagibel...tu eres una calle de esas; pero yo, amigo...yo soy esa plaza xD
A ver si hablamos, capullo, que no tengo ni tu msn