Google
 

Cita a ciegas

"Ahí estaba yo. Es decir, Alex y mis tres drugos. O sea Pete, Georgie y Dim. Estábamos sentados en el Milk Bar Korova, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche."
La Naranja Mecánica
-----------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 26 de marzo de 2008

Let Love In

He pensado que echar un chorro de Baileys al café sería exquisito. Y bueno, exquisito ha sido, pero el dolor de tripa que tengo ahora no lo es. Para colmo tengo irritada la garganta. Y me pican los huevos.

Solucionados dos de mis tres problemas, arremeto contra este teclado manchado por café. O café con Baileys, quién sabe.

Suena Tom Waits. The Heart of Saturday Night. Me han dicho esta mañana que era similar al 'Closing Time', mi disco favorito del viejo Tom. ¡La de veces que habré escuchado ese disco estando enamorado de alguna mujer! O habiendo creído estarlo. Naturalmente han sido ocasiones no correspondidas. De ahí que dos de las magnánimas obras del disco sean 'I hope I don't fall in love with you' y 'Martha'(en exclusiva para nuestros fieles y ante todo cusiosos lectores durante 48 horas en MiniTube. No más). En circunstancias correspondidas mis politonos diarios no pueden ser tan lúgubres y tristes. Tal vez sí.

He incluso llorado oyendo el Closing Time. Como lo leéis.


Esos desamores no correspondidos, antes o después caen por su propio peso, y te hacen desatar toda tu ira. Quizá sin razón contra la persona que amabas, pero lo hacen. Y esos momentos de rabia, esos momentos de recuperación emocional y desgarradores gritos ahogados, están ligados a alguna melodía. Al menos en mi vida. 'Blonde on Blonde' de Bob Dylan suele ser el primero en acudir a mi rescate en estas ocasiones. Este cínico y sarcástico LP es, probablemente, uno de los que más he oído a lo largo de mi melómana existencia. Y no sólo cuando he sido rechazado sentimentalmente.


Pero el amor no es sólo tristeza. Dicen que también puede ser estable, hasta hermoso dicen los que se creen más afortunados. ¿Y esos momentos? ¿Acaso no tienen una melodía que los catapulten al éxtasis emocional? Claro que la tienen, joder. Y como en los otros dos puntos citados, el abanico puede ser amplio. Muy amplio. Pero el post tiene un límite. Y mi propuesta también: seleccionar el mayor referente musical para esos momentos de melancolía y pasión. Es decir, tengo que quedarme sólo con un disco.

Appetite for Destruction, de Guns N' Roses. No necesita explicaciones. Y mucho menos presentaciones.


Y vosotros, ¿que escucháis en esos momentos de dolor, rabia y pasión?

9 comentarios:

Chinaski dijo...

El título del post es otra maravilla. De Nick Cave. No podía evitarla en una entrada como esta.

Medved dijo...

Sinceramente tio, no escucho nada, si estoy jodido prefiero ir a dar una vuelta al monte y oir el aire silbar y las ojas moverse. ¿Que musica va a hacer que olbide mejor que esa?

Anónimo dijo...

pos yo si m sinto melancólic am dedico a escuchr a tracy chapmanen cocreto esta canción es perfecta para tumbarte en la cama cn la mirada perdida
http://www.youtube.com/watch?v=i4mDtR4rPJ0
y si lo k siento s acerca más a la rabia k a la melanolía siempre está bién escuhar smell like teen spirit
jeje
un bso pa los dos

Anónimo dijo...

pufff m e vuelto disléxica k bién

hank dijo...

Probablemente el disco de los piratas:Fin(de la primera parte) sea el mejor para hundirte.
Las canciones Chinaski ya te las imaginas:la de damien rice, simple man de lynyrd skynyrd, semisonic secret smile, i never came queens of the stone age, bush glycerine, goo goo dolls iris, garbage you look so fine, ava adore de smashing pumpkins y mención especial al dueto entre pj harvey y el cantante de radiohead (this mess we are in, la canción). Cuidate Henry

Anónimo dijo...

Yo para reir me pongo a Bustamante.

Para llorar me pongo el Chiki Chiki.

Gracias Musica.

Chinaski dijo...

Al menos en algo coincidimos.

Cada vez que veo al retarded ese de Bustamante también me río.

miren dijo...

oye lo d bustamante no e sido yo pobreciko a mi me da pena

Chinaski dijo...

Imaginaba que no eras tu!