Google
 

Cita a ciegas

"Ahí estaba yo. Es decir, Alex y mis tres drugos. O sea Pete, Georgie y Dim. Estábamos sentados en el Milk Bar Korova, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche."
La Naranja Mecánica
-----------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 19 de marzo de 2008

Censurado

Necesitaba escribir. Me salía de dentro. No podía dormir, la cabeza no me dejaba. Es como una droga, necesitas sentirlo de nuevo pero no puedes, no está a tu alcance. El tiempo lo mide, la espera duele, intentas distraerte, no pensar en ello, pero no puedes, sigue ahí...esperando que llegue la noche...ese bonito momento en el que te metes a la cama y te pones a pensar...ya está. Podía optar por pasarme horas revolviéndome en la cama de un lado a otro o podía follarme a mi cabeza y escribir lo que siento, lo cual agrada muchísimo más. No puedo dejar de pensarlo, todo lo cotidiano como asistir a clase, conducir hasta saturarte, hablar con amigos, no sirve. Lo que sucedió hace que todo lo demás sea secundario, no importe, el pasatiempo del día a día no es suficiente. Me siento intrigado, eso como mínimo. Necesito que llegué ya ese momento para saber si era cierto o simplemente magia nocturna maquillada por el tan querido alcohol. No existe cosa más aburrida que estar esperando a un momento y ese sea aún lejano. La verdad, tengo miedo, miedo a que no sea como yo espero. No lo quiero ensuciar, intento mantenerme firme, no ceder…

Lo peor es que es probable que todo sea fantasías mías, de esas de a las que uno le encanta hacerse creer para sentirse más completo en su vida. ¿Cómo será ella? Buena pregunta la verdad. Pero es imposible saberlo si no llega el momento y nadie, absolutamente nadie, asegura que ese momento vaya a suceder. Esto es lo que más acojona, pensar que no va a llegar, la verdad, no tiene porque. Aunque si quiero, puedo forzarlo, pero no quiero, no, me niego. Nunca puedes preparar las cosas, nunca, siempre va a haber problemas y obstáculos y aunque salga de la forma esperada, no tiene ningún tipo de misterio si está planeado previamente. Lo verdaderamente bonito es jugársela y echarte una partida de cartas con el destino sabiendo que cuando a él le apetezca, puede tener una mano perfecta.

Las horas pasan y como me temía, su figura empieza a desvanecerse en mi mente, eso hace mucho daño, porque tienes la certeza de que no hay vuelta atrás salvo que le gane la puta partida al destino.

¿Destino, destino? ¿Creéis en él? Yo no, al menos eso me gusta creer. Pensar que yo no dirijo mi vida no me gusta. Un día le pregunté a mi querido hermano si la suerte existe, el me contestó que no, que todo el mundo tiene opciones y que simplemente hay que saber aprovecharlas: “la suerte no se tiene, se busca”. Es evidente que existe un porcentaje mínimo de suerte, pero éste nunca es decisivo, no en las oportunidades y decisiones importantes que tomamos en nuestras vidas.

Vuelve la sensación, te duele pero a la vez te gusta, te hace sentir vivo.

Hace mucho que no lloro, demasiado. De hecho se me ha olvidado la última vez que lloré, supongo que la vida me sonríe.

Vuelvo a pensar en la mirada de esa mujer…¿Qué tendrá?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que esa persona "sea" o "aparezca". Esa persona puede ser cualquiera. Quizás la que menos te esperaste. Más bien creo que ese concepto se va "creando" cuando algo funciona y sigue y te invade las horas y los días y las semanas...y la vida... y entonces depués de un tiempo miras atrás y dices "esta ha sido la persona".

No creo que pueda crearse con ansia. Hay cosas que se buscan y hay cosas que se encuetran. Ésta es una del segundo grupo.

Y entre el buscar y el encontrar hay experiencias que se viven. Experiencias que te nutren. Experiencias que te hacen y construien. Necesarias, casi irremediables.

No creo que haya que maldecirse por una experiencia buena o mala.
Ni creo que haya que insultar a esa chica que hace que te des la vuelta cuando pasa a tu lado.

La atracción es sana. No creo que nadie "las vista como putas".

Las visten quiere decir que son 3as personas. Que ellas son seres pasivos, sin voz ni voto en su forma de ser ni en su estética. Y putas es una forma burda de insultar a un colectivo de mujeres.

Sólo un hombre con miedo a una mujer de verdad puede hablar así de las mujeres moralmente perdidas. Tiene fijación por ellas, hasta crear un sentimiento que roza la misoginia, por no enfrentarse al pánico que le da una mujer que le llene de verdad.


Una mujer de verdad quiere un hombre que le diga "qué guapa estás" cuando se compra un vestido, o "felicidades por tus logros académicos"cuando saca buenas notas, o "me alegro de que tengas tantos buenos amigos" o "no tengo miedo al compromiso".

A veces merece más la pena buscar dentro que fuera y encontrarse a uno mismo. Recibes según lo que ofreces. No puedes pretender recibir algo que no eres capaz de dar. Al menos no por largo tiempo.




-Iris-

Chinaski dijo...

Hola Iris.

No te tomes con acritud el nombre de este ciber-sumidero, ni mucho menos tratamos de englobar a la mayoría de las mujeres en ese calificativo.

Todo lo contrario.

Tan sólo es una vulgar metafora. Ese nombre no es más que una absurda ocurrencia generada por unas cuantas cervezas. Y obviamente no es por nadie en concreto.

Te asegero que tanto mi mentalidad como la de Hank, jamás rozarán la misoginia que describes, en absoluto. Creo que pocas cosas puede haber más bellas que una bonita mujer.

Y si lo que quieres es atribuir el nombre del blog a algún colectivo, no pasaría de aquellas personas que no tienen ningún tipo de aspiración en esta vida, que tienen un vacío impresionante en sus cabezas, que una conversación con ellas no llegue a suponer nada, y que realmente esas personas no sean dignas ni de ser conocidas. Pero ojo, tanto mujeres como hombres.

Un saludo.

hank dijo...

Chinaski ha hablado por mi

Anónimo dijo...

Me alegra leer eso, la verdad, a primera vista el blog puede parecer algo como lo descrito.
Pero realmente me alegra que sea más una metáfora salida de un día de cervecitas y cháchara que no una forma de englobar a un colectivo.

;) gracias por la aclaración!

-Iris-

Anónimo dijo...

Hola putas y putos.

Soy el tercer triste tigre. Al que le invadió la Keler por poros y neuronas y no pudo prometer lo que decía la cebada.

Pero quisiera expresar aquí mi humilde opinión sobre este micro-debate que ha iniciado Iris. Como incipiente colaborador de esta cloaca me atrevo a contestar al órdago lanzado. Pues yo también tuve que ver con el título.

Como bien apuntan los dos poetas más exitosos de las listas de ventas actuales en toda libreria que se precie; no se intenta incluir a la mayoría del género femíneo dentro del título, pero sería engañarnos el negar que éste encierra cierta parte de nuestra personalidad, por muy lejana que ésta sea y muchas linternas que tengamos que usar para encontrarla.

Sigue expresando con palabras el rechazo que sentimos hacia ellas (también ellos, pero es más cool decir putas que putos):

oh! seres inclasificables, subordinad@s a la corriente social del momento; oh! seres insignificantes adheridos a la vulgaridad como las ostras al arrecife.

Más allá de esto, de querer ser molones con nuestra super frase ingeniosa, más allá de querer criticar a un estrato social con una sola frase, más allá que regocijarnos en nuestro propio ego... más allá de eso no hay nada.

Sobre lo que dices al principio: "ese concepto se va creando cuando algo funciona", "esa persona puede ser cualquiera".

En completo desacuerdo. Con todos mis respetos, pero una mujer con la que no pueda tener una conversación que trascienda del último capítulo de "Física o Química" o de lo rico que está el orgasmo de manzana que se está tomando en esos instantes; será una mujer incapaz de construir nada que posteriormente funcione, con ella nunca podré mirar atrás.

Cada uno pesca en el río donde se encuentran los peces de su gusto. Por muchos peces que pesquemos en el río de al lado nunca podremos hablar de lo sabrosos que son. Ni tan siquiera podríamos acostumbrarnos a su sabor.

Un saludo Iris. Un saludo mis queridos poetas. Seguid dándole al coco que dentro de poco os llaman para El Semanal.

Os lo dice ZP.